Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Otra mirada al velo en África

Una exposición al aire libre de la fotógrafa camerunesa Angèle Etoundi Essamba intenta evitar los estereotipos que envuelven a las mujeres africanas

"El velo físico no tiene por qué ser un velo mental". La fotógrafa camerunesa Angèle Etoundi Essamba (Douala, 1962) dejó ayer caer como una pequeña bomba esta afirmación durante la presentación de las 42 imágenes de gran formato que, montadas en paneles de 1,7 por 2,25 metros, pueden verse en el cruce entre las calles de Sevilla y Alcalá de la capital. Organizada por Casa África, institución con sede en Las Palmas de Gran Canaria, Desvelos -este es el título de la exposición, que ya se ha mostrado en Valencia y Barceloan- promete azuzar el debate que recorre Europa sobre el uso del velo.

¿Es un signo de opresión a la mujer que lo lleva y de intolerancia religiosa? Angèle Etoundi cree que no es así necesariamente. Hace tres años viajó a Zanzíbar y allí quedó fascinada por "la elegancia y la sensualidad" con la que las mujeres de este país africano llevaban la polémica prenda. "Así nació la idea de romper con el estereotipo de que el velo es algo necesariamente negativo, un símbolo de encierro y opresión. Quería mostrar que hay otras cosas detrás", explicó la fotógrafa, afincada en Ámsterdam y firme creyente en que África tiene mucho que enseñar a Occidente.

La muestra coincide con el debate sobre el uso de la prenda en Europa

Las imágenes de Etoundi -28 en color y 14 en blanco y negro-, que continuó el trabajo iniciado en Zanzíbar en Camerún, Tanzania, Senegal y Holanda, muestran mujeres de una elegancia extrema: "Para mí era importante mostrar esta sensualidad. Normalmente el velo se asocia con algo feo, no elegante. Estas mujeres quieren ser contempladas, admiradas, demandan una visibilidad. Es un signo de coquetería", afirma.

La fotógrafa se alegra de presentar su trabajo en medio de la polémica sobre el uso del velo en instituciones públicas porque contribuirá a cuestionar ideas preconcebidas sobre algo que, en muchos casos, pertenece a la identidad cultural de las mujeres que han elegido libremente llevarlo.

Desvelos es una de las actividades que Casa África ha organizado dentro del programa de África vive, una iniciativa para conmemorar el 50º aniversario de la independencia de 17 países africanos. Desde el pasado mes y hasta el próximo 3 de julio, día que África vive se clausurará en Fuerteventura, 14 localidades españolas acogerán un centenar de actividades culturales, políticas, económicas, sociales y deportivas sobre el tema.

En Madrid, hasta el próximo 30 de mayo, habrá, como parte de este festival, danza, música y un ciclo de cine sobre el cincuentenario de la independencia en África, entre otras iniciativas. El colofón lo pondrá el concierto gratuito que se celebrará el próximo 29 de mayo en la Ciudad Universitaria, con Salif Keita, Alpha Blondy y Konono nº 1.

Desvelos. Exposición gratuita en el cruce de las calles de Sevilla y Alcalá. Más información sobre el festival África vive en www.casafrica.es

cristóbal manuel

Ligar el velo a la elegancia y la sensualidad. Es el reto que se propuso la fotógrafa camerunesa Angèle Etoundi Essamba cuando hace tres años quedó fascinada por la prestancia de las mujeres de Zanzíbar. Desde ayer su trabajo Desvelos se puede ver en la confluencia de las calles de Sevilla y Alcalá. Se trata de 42 imágenes (28 en color y 14 en blanco y negro) montadas en 24 paneles al aire libre. La muestra, que ya ha pasado por Valencia y Barcelona, pretende desmontar "estereotipos", según su autora, sobre el uso de una prenda que no necesariamente está ligada a la opresión y a la intolerancia religiosa. Esta exposición se enmarca en el programa de actividades África vive, organizado por Casa África para conmemorar el 50º aniversario de la independencia de 17 países de ese continente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de mayo de 2010

Más información