Reportaje:

El X5, más eficiente

El todoterreno de BMW recibe cambios estéticos y motores con consumos rebajados

Los todoterrenos grandes gastan más, y cuanto más pesan peor, pero hay algunos más eficientes que otros. Y el nuevo X5 es uno de ellos. BMW aprovecha la puesta al día de su 4 - 4 de lujo para actualizar la imagen y evolucionar los motores. El resultado es más potencia y prestaciones con menos consumo y emisiones. La nueva gama llegará el 5 de junio con precios desde 59.900 euros.

Los cambios del X5 -que ha superado ya el millón de unidades vendidas desde que salió en 1999- buscan reforzar sus cualidades para competir con los nuevos Porsche Cayenne y VW Touareg que acaban de aparecer. El 4 - 4 de BMW recibe retoques estéticos poco apreciables, como faros con un anillo exterior de diodos (leds) que van siempre encendidos, entradas de aire mayores en el frontal, protección metalizada en la zona inferior... Pero lo importante es la mecánica, que incluye el paquete ecológico Efficient Dynamics para consumir menos. Entre otras cosas, recupera energía de los frenos, incorpora neumáticos de bajo rozamiento y abre y cierra la parrilla frontal automáticamente para afinar la aerodinámica. Estas soluciones, unidas al nuevo cambio automático de ocho marchas -de serie- y las mejoras de los motores, aportan consumos sorprendentes para su tamaño.

La gama incluye dos motores gasolina. El X5 35i de 306 CV (61.000 euros) releva al 30i de 272 CV y, a pesar de ser un 12,5% más potente, gasta 10,1 litros de media, 0,1 menos; el 48i de 355 CV se cambia por el 50i de 407 CV (83.600), que acelera mucho más y consume 12,5 litros (antes 12). Pero las mejoras más apreciables están en los diésel, que gastan un 10% menos. El 30d de 235 CV sube a 245 CV (59.900) y consume 7,4 litros (8,2 antes); el 40d de 306 CV (63.300) jubila al 35d de 286 CV y gasta 7,5 litros frente a 8,3.

Retoques estéticos y un  cambio automático de ocho marchas para el X5 2010.
Retoques estéticos y un cambio automático de ocho marchas para el X5 2010.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS