Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La rebaja del despido pende sobre la celebración del Primero de Mayo

Toxo y Méndez rechazan generalizar el contrato de 33 días de indemnización

De haberse cumplido el calendario previsto, las manifestaciones del Primero de Mayo de 2010 tenían que santificar la reforma laboral. El Ministerio de Trabajo quería el acuerdo con sindicatos y empresarios antes del final de abril. No ha sido posible. Diferencias -hasta el momento- irreconciliables entre sindicatos y empresarios, conversaciones poco intensas y la escasa concreción de las propuestas del Ejecutivo lo han demorado. En definitiva, causas del mal funcionamiento del diálogo social cuando la crisis arrecia.

"Cuando hay tres actores es difícil demostrar que tú sí que estás en disposición de imprimir un mayor ritmo de negociación", justifica el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo. "Los sindicatos estamos poniendo toda la carne en el asador", prosigue su homólogo de UGT, Cándido Méndez.

Exigen que se pongan en marcha ya los puntos donde hay acuerdo

La falta de acuerdo planeará hoy sobre el centenar de actos que los sindicatos han convocado por toda España en su día grande con el lema Por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones. Pero en el ánimo de los manifestantes pesará, sobre todo, una de las propuestas del Gobierno: la que pretende impulsar el uso del contrato indefinido con una indemnización por despido de 33 días por año trabajado, frente al ordinario de 45. Para ello propone extender su uso a grupos ahora excluidos, básicamente hombres entre 30 y 45 años. Se abre así la puerta, de hecho, a uno de los temas tabú de los sindicatos: el abaratamiento del despido.

"Esto no va de costes del despido. Va de otras cosas. Y si el Gobierno quiere hacer desaparecer el contrato ordinario por la puerta de atrás, es mejor que lo plantee de frente", comentaba Toxo ayer en una conversación con este diario. Un día antes, también Méndez atendía a EL PAÍS: "Nosotros rechazamos la generalización y universalización de ese contrato". El líder de UGT también ataca al Gobierno -algo inusual, aunque menos en los últimos meses- cuando muestra su desazón porque el Gobierno haya cedido a una reivindicación que ha llegado desde la patronal, el Banco de España y diversos organismos internacionales.

Con estas palabras, los líderes sindicales diluyen las discrepancias escenificadas sobre este asunto en los últimos días: Toxo ha hablado de acabar con el contrato de 33 días; Méndez se ha mostrado dispuesto a hablar de él en la mesa de negociación. "Somos dos organizaciones distintas", justifican ambos, usan incluso las mismas palabras.

Pero el coste del despido tendrá que hacer un hueco al paro, 120 años después de que comenzara a celebrarse el Primero de Mayo. Ayer se confirmó que el paro ha superado el 20% en el primer trimestre. Y esto lleva a Toxo a hacer una afirmación contundente: "Estamos obligados a tomar decisiones y a hacerlo rápido". Es una forma de exigir, como han venido haciendo ambas organizaciones, que se apliquen ya las medidas en las que el acuerdo con los empresarios y el Gobierno está a la vuelta de la esquina: el plan de choque para afrontar el paro juvenil (más del 40%), la reordenación de las bonificaciones y el impulso de la reducción horaria para afrontar los ajustes del gasto salarial en las empresas.

Méndez, por su parte, prefiere hacer hincapié en un clásico sindical. "El acuerdo laboral no es la clave de la solución del problema del paro", se arranca, "ayuda, sí. Da confianza el hecho de que salgamos juntos Gobierno, empresarios y patronal. Ahora, si fuera por reformas laborales, en este país nos saldría el empleo por las orejas, se han hecho casi 50 en democracia".

FRASES DE LAS CONVERSACIONES CON LOS LÍDERES DE UGT Y CC OO

Cándido Méndez, de UGT

- "El acuerdo laboral no es la clave de bóveda de la solución al problema del paro. Si hay algo urgente es acometer el proceso de saneamiento del sector financiero".

- "El presidente del Gobierno dijo que en este país hace falta una reforma empresarial. Y esa es una reflexión acertada".

- "Cuando el Banco de España dice que es urgente la reforma laboral, intenta desviar el foco del sistema financiero".

- "Si hay un acuerdo sobre la reforma laboral, a algunos les sabrá a poco. Es un tema recurrente, siempre les sabe a poco".

- "No estamos dispuestos a hablar de una rebaja general y permanente de las cuotas sociales. Me parece razonable hacer de rebajas selectivas y coyunturales vinculadas al empleo... eso me parece razonable".

Ignacio Fernández Toxo, de CC OO

- "El problema es que no hayamos logrado todavía un acuerdo justo en este momento. Hay medidas que tendrían que estar ya en funcionamiento a pesar de las estrategias negociadoras".

- "La sociedad no entiende [que no haya acuerdos] cuando aparecen datos como los de hoy [por ayer] de la EPA".

- "Estamos dipuestos a hablar de las cuotas sociales. No me importaría subir las cotizaciones al desempleo de la contratación temporal y reducirla en el desempleo".

- "A los mercados hay que ponerles cara. Están los bancos, los fondos de pensiones, las agencias de calificación, gente con cara y ojos que tienen intereses detrás de sus posiciones".

- "Retrasar la edad [legal] de jubilación es una medida innecesaria e injusta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de mayo de 2010

Más información