Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se reconcilia con la Cidade da Cultura

El grupo parlamentario popular justifica ahora la demora en las obras, al tiempo que exige "mayor compromiso" de Zapatero con la Cidade da Cultura

El Partido Popular regresó al monte Gaiás. Ayer, la mayor parte del grupo parlamentario de la derecha visitó las obras de la Cidade da Cultura, en Santiago, para cerrar filas con la gestión de la actual consellería, justificar los ajustes presupuestarios y las demoras y de paso cargar contra el Gobierno central por no "comprometerse" con el proyecto. El paseo por las descomunales instalaciones, que duró más de dos horas, sirvió además para aparcar cualquier indicio de crítica a un proyecto en el que el PP, según su portavoz parlamentario Manuel Ruiz Rivas, "siempre ha creído".

En la nueva etapa, el diputado Ignacio López- Chaves, látigo del Gaiás durante la legislatura en la que la nacionalista Ánxela Bugallo ostentó la cartera de conselleira de Cultura, ya no lleva la voz cantante. Así, no compareció ante la prensa al terminar la caminata. "Ahora hay que mirar hacia el futuro", soltó Ruiz Rivas, "porque lo criticable era dejar morir un proyecto como éste".

López Chaves, látigo de la anterior consellería, eludió a los medios

"Ante la crisis, Feijóo prioriza el gasto social", justificó Ruiz Rivas

"La Cidade da Cultura tiene que suponer un impulso para la internacionalización de la cultura gallega", expuso ante los periodistas al acabar la visita guiada por la gerente Silvia Domínguez y el arquitecto Antonio Maroño, "porque, además, se trata de un complejo digno de alabanza, en el continente y en el contenido". El contenido, lo que vaya a albergar la imponente construcción, todavía no ha sido aclarado del todo por ningún Gobierno más allá de biblioteca y archivo.

Para la nueva mirada de los populares sobre el proyecto estrella del último Ejecutivo de Manuel Fraga, lo que ahora necesita destacarse en el Gaiás se llama "potencialidades, la cultural y también la turística". "Nuestro grupo parlamentario pedirá al Gobierno que se organice ya un programa de visitas de los estudiantes de colegios e institutos de Galicia", afirmó el portavoz parlamentario, "y que así puedan ver cómo la cultura gallega buscará su futuro". Ruiz Rivas, rodeado de dos decenas de diputados, anunció también que los primeros servicios en abrir sus puertas al público serán la biblioteca y el archivo "en octubre de este año". Por el camino, ambos centros han perdido el adjetivo "nacional" con que los había bautizado el bipartito de socialistas y BNG.

El renovado diagnóstico del PP incluye una "felicitación" al presidente de la Xunta "por el impulso que está dando al complejo" ya que "con el bipartito, los problemas entre los dos partidos paralizaron el Gaiás". Y el habitual reproche a Madrid, por lo que Ruiz Rivas considera "una discriminación del Gobierno central socialista hacia Galicia". "Coincidimos con José Luis Rodríguez Zapatero cuando se comprometía a ayudar a este proyecto", recordó, "pero ahora es cuando debería concretar esa promesa. Hay que exigírselo, igual que apoya proyectos en otras comunidades". Según la voz parlamentaria de la derecha, también el Ministerio de Fomento debe intervenir en la marcha de las obras y habilitar un acceso a la Cidade da Cultura en la autopista AP-9, pendiente de ampliación.

l Ruiz Rivas sí tuvo en cuenta el contexto económico. Pero únicamente para justificar las demoras de la Xunta en las obras. "Un Gobierno debe priorizar y ante la crisis", apuntó, "la Xunta de Feijóo dedica el 70% de los presupuestos al gasto social". Esta no fue exactamente la vara de medir que aplicó al hablar de Madrid y la necesidad de que, según los conservadores, aporte financiación a las instalaciones del Gaiás.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de abril de 2010