Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Celaá defiende que Musikene sólo será excelente siendo sostenible

La consejera de Educación, Isabel Celaá, indicó ayer que "la propia insostenibilidad de Musikene es un impedimento" para convertir al Centro Superior de Música del País Vasca en un centro de excelencia. Celaá respondió así a las críticas vertidas por profesores y alumnos ante la posibilidad de que el conservatorio pierda su nivel ante los cambios que se están realizando.

La consejera subrayó que el anterior consejero de Educación, Tontxu Campos, ya detectó en julio de 2005 la necesidad de revisar el modelo del conservatorio y en 2006 fue el Protectorado de Fundaciones el que dio el aviso. Celaá fue clara: "si Musikene no es sostenible, no habrá Musikene". La sostenibilidad no pasa por tener más de 150 optativas para 353 alumnos como ocurre en la actualidad, ni por destinar más de 30.000 euros por estudiante al año, el triple del gasto medio por cada alumno de la UPV.

"No se sigue la Ley de Presupuestos de este Parlamento", añadió, y puso como ejemplo los presupuestos de ejercicios como el de 2007-con una cuantía de 9 millones, se ejecutaron 10,5-. Para cubrir 2009 serán necesarios más de once. En los presupuestos de este año, departamento los ha reducido un 30% aunque, con el actual modelo, deberán ser ampliados. Celaá se mostró crítica hacia la gestión económica del centro y negó que los presupuestos se hayan estabilizado. En cuanto a la oferta académica, la consejera cifró esta vez el número de plazas para el próximo año en 83, una cifra que ha ido variando en las últimas fechas.

Profesores de calidad

"Se ha partido de que [Musikene] tiene calidad porque tiene profesores excelentes", explicó Celaá, de acuerdo con Ramón Gómez Uralde (PP), que apuntó: "tiene que ser un centro de excelencia por lo que exporta". La consejera denunció que el centro se mueve en función de la disposición de los docentes, ya que el horario "se reforma porque no se sabe si va a venir el excelente profesor de piano". Además, criticó que la selección de profesores -muchos compaginan la enseñanza con orquestas de prestigio- no ha seguido el Estatuto del Empleado Público. Las retribuciones a docentes y directores suponen cada año el 90% del presupuesto. La consejera también hizo alusión al director artístico, el clarinetista José Luis Estellés, ya cesado, que "cobraba a través de una empresa interpuesta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 2010