La flota atunera quiere disponer de armas más potentes

Un avión militar entrega a los barcos en Seychelles 19 ametralladoras más

Las empresas armadoras de los atuneros que faenan en el Índico, que actualmente se encuentran pescando en el Canal de Mozambique, se muestran "bastante preocupadas" por tener que volver a faenar en las aguas entre Seychelles y Somalia sin que se haya autorizado el embarque de armamento de mayor calibre para defenderse de los ataques de piratas.

Un avión militar español aterrizó sobre las 16.30 de ayer (hora peninsular) en las Seychelles con 19 ametralladoras y dos fusiles de asalto más para los buques. El envío ha sido autorizado por los ministerios de Defensa e Interior en respuesta a la petición de los armadores. Las compañías propietarias de los barcos ya han sufrido una primera oleada de ataques y temen la llegada de la temporada en que los piratas prodigan sus asaltos, a partir de junio.

Más información
Los pesqueros apresados pagan 5.000 euros de fianza para volver a puerto

El Gobierno de Seychelles se niega a que los vigilantes embarcados en los buques puedan emplear el arma con más potencia de fuego que Defensa les ha autorizado a llevar, la ametralladora Browning M2 de 12,70 mm. El Ejecutivo de aquel país rechaza que se suba a los pesqueros en sus puertos, donde tiene su base la flota que faena en el Índico, armas de mayor calibre que las que llevan actualmente. Y ello sea cual sea la bandera del buque.

"El Gobierno español está haciendo gestiones para que Seychelles lo autorice y por ahora estamos a la espera", según indican armadores citados por la agencia Efe.

Desde el pasado mes de noviembre, los 13 atuneros congeladores españoles que pescan frente a las costas de Somalia llevaban a bordo una ametralladora del calibre 7,62. con 4.000 cartuchos y cuatro fusiles de asalto del 5,56. con 1.500 cartuchos que manejan cuatro vigilantes privados. Desde ayer podrán contar con una ametralladora más.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Albacán y el Albatún II, los atuneros que más ataques han sufrido, han sido reforzados con dos ametralladoras más. También los tres buques auxiliares que acompañan a la flota han recibido una ametralladora adicional. Y el Izar Arguia, dos fusiles de asalto más.

La flota atunera congeladora se encuentra actualmente pescando en el Canal de Mozambique, una zona "sin grandes capturas" que tendrán que abandonar en cuanto el pescado se desplace más al norte.

"Ahora tenemos un pequeño relax, pero sabemos que tenemos que volver y la actividad de los piratas crece y se extiende por todo el área alrededor de Seychelles y el continente africano. Está infestado de piratas, siguen las capturas de mercantes y la Operación Atalanta no tiene la eficacia que debiera tener", añadieron los portavoces del sector.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS