Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rabat nombra a un ex jefe del Polisario embajador en Madrid

El Gobierno español le dará el plácet, pero "sin entusiasmo"

Ahmed Ould Souilem ostentaba hace menos de un año un pasaporte diplomático argelino y ocupaba un puesto de responsabilidad en el Frente Polisario, pero dentro de unas semanas será el embajador de Marruecos en España. El puesto está vacante desde la marcha, en enero, de Omar Azziman.

Rabat ha solicitado al Gobierno español el plácet para Souilem, de 59 años, según indican fuentes diplomáticas, y el Consejo de Ministros español se lo concederá en los plazos previstos para ese trámite que suele tardar un par de meses.

Es la primera vez que las autoridades marroquíes nombran a un prófugo del Polisario al frente de una embajada de primera fila como es para ellas la de Madrid. Otros ex miembros del movimiento independentista saharaui sí han ocupado cargos en la Administración marroquí dónde han llegado incluso a ser gobernadores regionales.

Rabat designa, por primera vez, a un ex independentista saharaui al frente de una gran embajada

El Consejo de Ministros español le dará el plácet en breve

La designación de Souilem constituye, por parte de Marruecos, un intento de demostrar a la opinión pública española que no todos los saharauis son independentistas. Busca además contrarrestar las simpatías que suscitó la causa del Polisario a finales del año pasado cuando la activista Aminetu Haidar llevó a cabo, en Lanzarote, una huelga de hambre para poder regresar a El Aaiún, la capital del Sáhara Occidental, de dónde fue expulsada.

El Gobierno español dará su acuerdo al nombramiento de Souilem aunque no le entusiasma. El nuevo embajador, se teme en el Ministerio de Exteriores, se consagrará fundamentalmente a defender la "marroquinidad" del Sáhara y no se dedicará lo suficiente al conjunto de la relación bilateral.

Souilem es uno de los pocos saharauis que han desempeñado puestos de responsabilidad en el Polisario y que, no obstante, desertaron para "regresar a la madre patria", según la expresión utilizada por Marruecos. El "regreso" de Souilem se hizo público el 29 de julio pasado y el día siguiente fue recibido por el rey Mohamed VI en su palacio de Tánger.

La audiencia se celebró durante la Fiesta del Trono, la más importante de Marruecos, que en 2009 coincidió con el décimo aniversario de la entronización de Mohamed VI. Con tal motivo Souilem expresó su apoyo a la oferta de autonomía que hizo el monarca en 2007 para resolver el contencioso de la antigua colonia española y describió al Polisario como "una herramienta en manos de Argelia".

Souilem, perteneciente a la tribu de los Ouled Dlim, nació en Villa Cisneros (hoy en día Dajla) en 1951. Su padre Abdalá Ould Souilem, fue procurador en Cortes y alcalde franquista de la ciudad. Él mismo trabajó para la Administración española hasta que en 1975, cuando España se retiró de la colonia, se incorporó el Polisario.

Fue su representante en Guinea Bissau, Panamá y Angola y, a principios de ésta década, se convirtió en asesor para América Latina del líder saharaui, Mohamed Abdelaziz. De 2007 a 2008 se encargó de las relaciones con los países árabes en el Ministerio de Exteriores de la entidad creada por el Polisario.

Sus desavenencias con Abdelaziz se remontan al décimo congreso del Polisario, en 1999, pero, tras una etapa de apaciguamiento (2003-2008), se reactivaron hace dos años. El secretario general saharaui pidió entonces a tres dignatarios que convencieran a Souilem de la necesidad de superar las divergencias, pero la gestión fracasó y éste optó por pasarse a Marruecos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de abril de 2010