Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Garzón, en el banquillo

Cuando las próximas generaciones sepan que los principales corruptos de un partido fundado por un ministro de Franco, nunca arrepentido de haber servido a la dictadura, y los que tienen el valor de reclamarse de la Falange, se han unido y han conseguido, en un régimen aparentemente democrático, sentar en el banquillo de los acusados al juez que quiso investigar su corrupción y los crímenes del franquismo, juzgarán, sin duda, que la ausencia de una dictadura militar hace aún más vergonzoso el nivel cívico de una sociedad que es capaz de permitir esos extremos.- Martín Sagrera Capdevila. Madrid.

Que el juez Garzón esté imputado en un delito y que pueda ser suspendido cautelarmente de su actividad como juez, y que Camps, Fabra, Bárcenas y otros por el estilo sigan en sus puestos es señal de que en este país algo va muy mal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de abril de 2010