Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los papeles de 'El Bigotes' revelan el gasto electoral irregular del PP

El partido pagó a Orange Market 15 veces más de lo que declaró

Los documentos incautados por orden judicial en la sede de Orange Market en Valencia en febrero de 2009 revelan la financiación irregular del PP de la Comunidad Valenciana y el exceso de gastos en campaña electoral sobre cualquier tope legal. Más aún, el sumario que ayer hizo público el juez Antonio Pedreira del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, expone ciertos resultados al cotejar documentos incautados a empresas de la red de Francisco Correa en Madrid y Valencia: "Existen elementos de carácter objetivo que permiten definir al conjunto de personas vinculado al entramado empresarial creado por Francisco Correa como una organización de carácter delictivo dedicada a la comisión de los delitos de corrupción y otros conexos en el ámbito de las Administraciones Públicas y al posterior blanqueo de capitales".

En 2007 la empresa de Pérez facturó 2,2 millones por gastos de partido

El sumario apunta "la estrecha relación" que mantiene Álvaro Pérez, El Bigotes, gerente de Orange Market, con personas del PP de la Comunidad Valenciana como Ricardo Costa, entonces secretario general; David Serra, vicesecretario de Organización; Yolanda García, tesorera del PP; Vicente Rambla, vicepresidente de la Generalitat; y Víctor Campos, ex vicepresidente de la Generalitat.

Al exponer los resultados de la investigación relativa a Orange Market, el sumario apunta que la empresa "presta servicios fundamentalmente al PP y a diferentes organismos de la comunidad autónoma" y que "la facturación al PP es dual", una contra factura bajo el epígrafe Alicante y otra sin reflejo contable ni factura bajo el epígrafe Barcelona.

Tan oculta estaba la facturación de Orange Market al PP valenciano, que el partido no tuvo empacho en declarar a la Sindicatura de Comptes unos gastos electorales correspondientes a la campaña de las autonómicas de 2007 de poco más de un millón de euros, un ligero exceso sobre el tope de gasto legal que la Sindicatura asume como una desviación menor. Según la versión oficial, que también recoge el sumario, Orange Market habría cobrado 175.000 euros de ese total.

La realidad fue muy distinta y deja en evidencia al presidente de la Generalitat, Francisco Camps. Sólo Orange Market facturó 2,2 millones de euros al PP en 2007: 471.699 euros en concepto de "actos de partido" y más de 1,7 millones de euros por "comunicación partido".

2Los investigadores constatan que la contabilidad incautada en la sede de Orange Market y correspondiente al ejercicio de 2007 bajo el epígrafe Barcelona "se corresponde con apuntes localizados en el archivo caja B Orange del pendrive intervenido a José Luis Izquierdo López", el contable de todo el entramado empresarial de Correa al que se incautó la información en la sede central de la calle de Serrano, en Madrid.

La contabilidad de El Bigotes pone de manifiesto que los dineros se movían con más alegría bajo el epígrafe Barcelona que bajo el epígrafe Alicante.

El archivo de pagos constata que Orange Market ingresó contrafacturas con IVA 348.000 euros en el concepto de comunicación de partido y otros 175.000 por actos de partido. En total, 523.000 euros con IVA incluido.

En el epígrafe Barcelona, sin embargo, los cobros se amontonan sin distinción y se elevan a 1,3 millones de euros.

Quedan 404.322 euros pendientes de cobro que la contabilidad de Orange Market asigna como "pendiente total de cobro RC". Los investigadores identifican las iniciales con la persona de Ricardo Costa, entonces secretario general del PP de la Comunidad Valenciana.

La misma hoja de contabilidad depara una sorpresa cuando apunta "cobros aplazados septiembre" por una cantidad total de 1,2 millones de euros e indica "deuda VR" en un apunte que suma 476.418 euros. Los investigadores apuntan directamente a Vicente Rambla, vicepresidente de la Generalitat y responsable de la Consejería de Presidencia en 2007.

"Las siglas RC y VR que aparecen en los totales de cobro se podrían corresponder con las iniciales de las personas que según conversaciones telefónicas serían las encargadas de la gestión financiera del partido, Ricardo Costa y Vicente Rambla".

Las facturas pendientes que se atribuyen a Vicente Rambla se vinculan con contratos de comunicación, desde vallas publicitarias hasta anuncios en prensa o en autobuses metropolitanos. El seguimiento de la contabilidad permite concluir que empresas como Facsa o Piaf asumieron parte de los gastos pendientes señalados como VR.

El apartado de la contabilidad de Orange Market que se dedica a los alcaldes pone de manifiesto la íntima relación de Álvaro Pérez con toda la organización del PP de la Comunidad Valenciana. La empresa trabajó en 2007 para el PP en Vila-real, Paterna, Gandia, Sagunto, Mislata, Sueca, Ontinyent, Elche, Teulada, Quart de Poblet, Silla, Xirivella, Elda o Benicarló.

Orange Market responde a una estructura societaria diseñada para el blanqueo de capitales: "Pertenece a una sociedad ubicada en el Reino Unido, la cual es filial de otra establecida en la isla de Nevis", un paraíso fiscal en las Antillas.

Canal 9 dedicó anoche un minuto a informar sobre el levantamiento del sumario del caso Gürtel. No lo destacó en los titulares y puso toda la atención en Luis Bárcenas, senador y tesorero de la estructura estatal del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de abril de 2010