Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos cargos de Facenda fueron evaluados por colegas de tribunal

El PSdeG acusa a Rueda de encubrir el presunto fraude

Por si había alguna duda, el PSOE tiró ayer del listado de puntuaciones para demostrar lo que viene denunciando en las últimas semanas: que los dos cargos de Facenda que opositaban y eran parte del tribunal fueron examinados por sus compañeros de este órgano antes de renunciar a él. Los documentos aportados por el diputado socialista José Manuel Lage evidencian que los dos funcionarios aparecen con sus nombres y apellidos en la relación de puntuaciones, anterior a que la revelación de los hechos les llevara a renunciar al tribunal.

"Queda probado que los dos cargos de Facenda fueron puntuados y examinados en el primer examen de la oposición por sus mismos compañeros de tribunal", denuncia Lage Tuñas, que acusa al director general de Función Pública, José María Barreiro, de "complicidad y consentimiento" con los hechos, por lo que pide su destitución. "Es un encubridor que conocía desde hacía tiempo la situación de desigualdad y falta de imparcialidad que se estaba produciendo", lamentó.

En concreto, asegura el diputado del PSdeG que Barreiro sabía "desde hace más de tres meses" lo que estaba ocurriendo, "y decidió mirar para otro lado, descargando toda la responsabilidad en los funcionarios". El caso, que se produjo en las oposiciones de promoción interna al grupo A1 de la Xunta, "introduce desconfianza en muchas personas que están optando a un empleo público con mucho sacrificio personal", lamenta Lage Tuñas.

Los socialistas culpan también al conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, por "intentar tapar el escándalo diciendo que todo era legal y correcto". Esas afirmaciones, sostiene el diputado socialista, "demuestran cómo entiende él la función pública". "Creo que el señor Rueda haría mejor en preocuparse sobre la posible existencia de más casos de irregularidades en las oposiciones de la Xunta, ya que la alarma social la crean ellos mismos desde el Gobierno cuando consiente y amparan que puedan existir graves sospechas de irregularidades en las oposiciones".

Lage Tuñas recuerda las afirmaciones de Alfonso Rueda en las que sostuvo que todo lo ocurrido en estas oposiciones fue legal y correcto. "Si llega a ser ilegal e incorrecto, no sé cómo sería el proceso", acusa el parlamentario del PSOE, que añade: "Los dirigentes del Partido Popular tienen una doble moral, porque por un lado dicen una cosa y después hacen justo la contraria".

El PSdeG pedirá al conselleiro de Presidencia que explique también en el Parlamento el caso las oposiciones del Sergas, donde una supuesta filtración provocó que, de entre más de 7.500 aspirantes, sacaran las mejores notas tres personas que trabajan directamente "donde se cocinan y elaboran las pruebas, en la Dirección Xeral de Recursos Humanos del Sergas": "A ver si es un milagro o una inmensa casualidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de abril de 2010