Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"España no es una democracia"

Jesús Neira ataca el sistema parlamentario en su libro y acusa a los políticos de haber redactado una Constitución "en secreto y de contrabando"

El profesor universitario y presidente del Consejo Asesor del Observatorio Regional contra la Violencia de Género, Jesús Neira (Granada, 1953), acaba de publicar España sin democracia (Temas de Hoy). Calificado en el propio ejemplar como "libro polémico", ataca al sistema parlamentario español y asegura que la Constitución se debatió "entre el secretismo y el contrabando de las fuerzas políticas".

Neira es periodista y doctor en Derecho por la Universidad Complutense. Hijo único de una familia de Ferrol (A Coruña), a los 14 años se trasladó a Madrid. En 1989 consiguió el doctorado. Ha sido profesor de Teoría del Estado. Desde enero de 2009 preside el Consejo Asesor del Observatorio Regional contra la Violencia de Género. Aguirre le ofreció el cargo tras hacerse público, en agosto de 2008, que el profesor estaba en coma tras haber sido agredido por salir en defensa de una mujer que era golpeada por su novio, Antonio Puerta. Neira se convirtió en un héroe en la lucha contra la violencia machista.

El libro del profesor comienza con un agradecimiento a 18 profesionales del hospital Puerta de Hierro, donde estuvo ingresado 256 días. A lo largo de 252 páginas hace una extensa crítica a la Constitución y al sistema parlamentario español. Estas son algunas de las frases destacadas.

- Constitución ilegítima. El profesor critica que durante la Transición se unieron "los de antes y los de ahora para abrazar el mástil del poder". "Lograron imponer una llamada Constitución sin legitimidad alguna. Sobrevino una Constitución elaborada en secreto, como lo que era, como lo que le hacía el honor: una materia de contrabando", dice. "Menos mal que Franco nunca supo qué poco podían valer sus oponentes. Si lo hubiera sabido, le habría bastado con tirar unas monedas al suelo y habríamos tenido una dictadura por muchos decenios". "Para darnos cuenta de la anormalidad antidemocrática que supuso la elaboración de la Constitución, hay que recordar que se hizo en secreto", añade más adelante.

- Políticos ignorantes. Los integrantes de los partidos políticos son "jovencitos que no saben hacer la o con un canuto, que ni conocen qué es la representación". También acusa a las formaciones políticas de imponer a sus cabezas de lista: "Con elecciones escandalosas de candidatos sin profesión y sin columna vertebral para ejercer mejor la posición Lewinsky", en recuerdo a la becaria de Bill Clinton con la que este mantuvo relaciones sexuales. "No hay más que observar que ante los comentarios políticos parecen meros loros de repetición de lo que les indica la cúspide del partido. Ni siquiera tienen criterio a la hora de votar", afirma.

- Los animales pueden votar. Neira desaprueba en su libro que los votantes no elijan directamente a sus gobernantes: "¿Se trata de elegir al gobierno o no? Si no se trata de elegir al gobierno, el régimen representativo se puede ampliar consecutivamente, como ocurrió en Inglaterra. Con tal presupuesto podrían votar los niños, los animales y las cosas. La realidad sería la misma: el gobierno, fuera del alcance del voto".

- Ataque a los nacionalismos. La crítica a los partidos nacionalistas se repite de forma insistente en el libro. Neira pide una única circunscripción nacional que permita un presidente de gran fuerza: "De esa forma no podrían tener lugar los planes de Ibarretxe, ni hacer pasar por el aro al presidente del Gobierno, ni mantener al Ejecutivo de rodillas ante las apetencias de grupos nacionalistas que actúan en clara lealtad de sus aspiraciones independentistas y en el ejercicio de la alta traición".

- La falsa transición. El profesor universitario niega un periodo clave en la reciente historia española. En su opinión, no hubo transición. "No la estimo como se consideró. Hoy, al volver a recordar aquellos años, me provoca un simple sentimiento de lástima el que no se hubiese aprovechado la ocasión para establecer una democracia". "Un fraude antidemocrático. Lo que se anunciaba era que nos obsequiarían con un régimen parlamentario. Así de simple y así de claro", mantiene en el libro. "Dicho con toda claridad: se escogió de entre los diversos sistemas el peor posible. El régimen más débil, el Gobierno más atenazado", apostilla después. Afirma que España no es una democracia.

- Tribunal Constitucional. Pese a que Neira reconoce que la Constitución defiende la separación de poderes, también lanza duras críticas contra el Tribunal Constitucional, al que acusa de haberse ganado "un buen desprestigio" con sentencias como las del caso Rumasa, la ley Corcuera o la ley antiterrorista. Igual ocurre con el Defensor del Pueblo, al que califica como "ofensor": "Han defendido los atropellos del poder frente a la libertad de los ciudadanos". Y para ello cita al poeta Pedro Salinas: "Si te nombro, soy tu amo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 2010