La reestructuración del sector financiero

Dubai World reestructura su deuda con capital estatal

El Gobierno de Dubai respaldó ayer el proyecto de reestructuración de deuda del consorcio Dubai World y de su filial inmobiliaria Nakheel al anunciar una ayuda de 9.500 millones de dólares (unos 7.100 millones de euros). La compañía, que el pasado noviembre hizo temblar a los mercados internacionales al pedir una moratoria en sus pagos, ha ofrecido a sus acreedores el abono de la totalidad de sus débitos con nuevas emisiones de deuda a cinco y ocho años.

El grueso del desembolso oficial, 8.000 millones, irá destinado a reflotar Nakheel, responsable de los proyectos más emblemáticos del emirato. La Bolsa local saludó estas medidas con una subida del 4,73%.

Dubai World, uno de los pilares de la expansión económica del Golfo Pérsico, cerró 2009 con un pasivo de 23.500 millones de dólares, una cuarta parte de la deuda total del emirato. De ellos, un 38% (8.900 millones) pertenece al Gobierno de esa ciudad-Estado, que ha propuesto convertirlos en acciones. A los acreedores ajenos al Ejecutivo, cuya deuda alcanza los 14.200 millones, se les ofrece un reembolso total, con dos nuevas emisiones de deuda a cinco y ocho años.

De la ayuda de 9.500 millones, el emirato va a inyectar 1.500 millones en Dubai World para "financiar el circulante y pagar los intereses sobre sus nuevas líneas de crédito". Los 8.000 millones restantes irán destinados a Nakheel, origen en buena medida de la deuda con sus proyectos de islas artificiales y edificios descomunales. Además, el Gobierno va a convertir en acciones los 1.200 millones que le debe la inmobiliaria. En opinión de los analistas, ambas medidas equivalen a hacerse con su propiedad.

Nakheel (que significa La Palmera por la forma de varias de sus islas) reembolsará íntegramente los bonos islámicos (sukuk) que vencen este año y el próximo. También quiere ejecutar sus proyectos cuanto antes y abonar su deuda con sus acreedores alargando los plazos u ofreciéndoles la participación en otras obras. La inmobiliaria canceló en 2009 la construcción de un rascacielos de un kilómetro de altura y una ciudad nueva bautizada Waterfront, y paralizó dos urbanizaciones con forma de palmera y otra de mapamundi.

Ahora los acreedores de Dubai World, cuyo núcleo central está constituido por 97 de los principales bancos del mundo, deben decidir si aceptan o no el plan. De momento, los bonos de Nakheel subieron ayer a la vez que bajaba el precio de asegurar la deuda del emirato. La Bolsa cerró con un 4,73% de alza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0026, 26 de marzo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50