Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Pedreira levantará el secreto del 'caso Gürtel' el 5 de abril

Antonio Pedreira, el juez que instruye el caso Gürtel en Madrid, levantará el día 5 de abril el secreto que aún pesa sobre gran parte de las diligencias, según anunció ayer el Tribunal Superior de Madrid. Se trata de más de 40.000 folios en los que figuran imputadas en torno a 65 personas, entre ellas los cabecillas de la trama: Francisco Correa, su primo Antoine Sánchez y el ex secretario de organización del PP de Galicia Pablo Crespo. También está imputado Álvaro Pérez, El Bigotes, jefe de la trama corrupta en Valencia.

Pedreira dictó ayer un auto en el que prorroga nuevamente el secreto hasta después de Semana Santa, en concreto hasta el día 5, cuando entregará a las partes todas las actuaciones que ha ordenado desde que recibió el caso de manos del juez Garzón, primer instructor del caso Gürtel. El juez, en una resolución hecha pública ayer, señala que abrirá ese día el secreto "siempre y cuando no concurran circunstancias que lo impidan".

El juez tiene previsto facilitar a los abogados de los imputados CD que contienen las actuaciones practicadas hasta ahora, pero con la excepción de las diligencias relativas a las 15 comisiones rogatorias que ha enviado a ocho países extranjeros y paraísos fiscales donde la policía sospecha que la trama corrupta oculta muchos millones de euros. Pedreira ha orientado buena parte de sus investigaciones a descubrir el paradero del dinero. Las autoridades suizas han contestado ya al juez que Correa y Crespo disponen de 21 millones de euros en cuentas en el país helvético.

Debate sobre escuchas

Pedreira levantó el secreto de una parte del sumario el pasado 28 de septiembre, en total cerca de 17.000 folios de expedientes que recogen las actuaciones emprendidas por Garzón. Es previsible que para antes del día 5 de abril los jueces de la Sala de lo Penal y Civil del Tribunal Superior de Madrid hayan decidido ya si estiman o desestiman la treintena de recursos que tienen sobre la mesa sobre las escuchas que decretó el juez Garzón entre abogados y clientes en la cárcel de Soto del Real (Madrid).

Según trascendió la semana pasada, hay división al respecto entre los miembros del Tribunal Superior de Madrid puesto que dos de los tres jueces son partidarios de anularlas, al menos parcialmente, y un tercer juez, por el contrario, sostiene que se ajustan a derecho y hay que validarlas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de marzo de 2010