Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pinos por los suelos en la M-203

Los ecologistas critican una tala ordenada por la Comunidad por seguridad

Decenas de pinos cortados se acumulan al lado de la carretera M-203, en el término municipal de Mejorada del Campo (22.200 habitantes, gobernado por el PSOE). La tala, realizada por la Comunidad de Madrid, ha soliviantado a la Asociación Ecologista del Jarama El Soto: "Se les ha ido de las manos. Han derribado la mitad de todos los que había", dice Antonio Martínez, portavoz de la organización. El Ayuntamiento de Mejorada publicó un bando en el que justificaba la medida por seguridad.

El concejal de Comunicación del municipio, Enrique de la Vega, asegura desconocer si la tala ha sido exagerada o no, y mantiene que la responsabilidad es del Gobierno autonómico y del Parque Regional del Sureste: "Nosotros comunicamos en enero a la Comunidad que habían caído a la M-203 cuatro árboles por un temporal. Al final fueron los representantes del Parque los que tomaron la decisión de eliminar varios ejemplares", explica este edil.

Medio Ambiente promete que se plantarán 2.000 árboles nuevos

Un portavoz de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, que concreta que han sido entre 50 y 150 los pinos talados, resaltó que la medida fue adoptada después de que los bomberos y varios agentes forestales estudiaran la situación del arbolado. "Tras el aviso del 14 enero del Ayuntamiento, se decidió inicialmente realizar cortas de urgencia. Pero también se abrió una inspección y se levantó acta", explican desde la Comunidad.

En el momento de la inspección, según este portavoz, estaban presentes una representación de bomberos, el concejal de Medio Ambiente de Mejorada del Campo y técnicos de las direcciones generales de Carreteras y Medio Ambiente. "Estas personas fueron las que determinaron las talas, por seguridad, ya que los árboles no estaban en buenas condiciones". Además, la Comunidad asegura que en el entorno talado plantarán unos 2.000 ejemplares de arbustos y árboles de especies autóctonas, como por ejemplo encinas, tomillares y coscojas.

En el Partido Popular del municipio se apuntan a la explicación de que la tala se debe a razones de seguridad. "Los pinos estaban situados en medio de un talud, por lo que cada vez que había temporal se removían y eran un peligro para las personas, según el informe de Carreteras y Medio Ambiente". Y añaden que el pasado 27 de febrero se tuvo que volver a cortar la M-203 por la caída de dos pinos sobre la calzada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de marzo de 2010