Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dueño de Calvin Klein compra Tommy Hilfiger

El grupo PVH paga 2.200 millones de euros por la marca

Con los brotes verdes transformándose en hojas en el mundo de la moda, Phillips-Van Heusen, propietario de Calvin Klein, aprovechó ayer para poner sobre la mesa 3.000 millones de dólares (2.200 millones de euros) para hacerse con otro de los grandes de la industria: Tommy Hilfiger, con el que doblará su tamaño hasta generar unos ingresos anuales de 4.600 millones de dólares. Emanuel Chirico, consejero delegado de Phillips-Van Heusen (PVH), explicó que la compra permitirá combinar el negocio de "dos compañías altamente complementarias". Pero, sobre todo, es un canal para reforzar su presencia en Europa y Asia, donde Tommy Hilfiger genera el 65% de su facturación anual. "No se trata tanto de ahorrar, sino de crecer", dijo.

La maniobra gustó a Wall Street, donde las acciones de la firma subieron un 13%. Tommy Hilfiger seguirá diseñando para la marca que lleva su nombre y que fundó en 1985. Chirico no cree que esto vaya a crear problemas a otras marcas del grupo, y recordó que la compra de Calvin Klein en 2003 aportó a la compañía un incremento del 15% en el beneficio operativo.

Hace cuatro años, Tommy Hilfiger dejó de cotizar tras ser adquirida por la firma de capital riesgo londinense Apax Partners, que pagó 1.600 millones de dólares en efectivo. Es el mismo fondo que ayudó a Phillips-Van Heusen a hacerse con Calvin Klein hace siete años. La compañía está desde entonces dirigida por Fred Gehring, que maneja los mandos desde Ámsterdam.

PVH pagará 2.640 millones de dólares en efectivo y el resto en acciones. Además, asumirá unos 137 millones de dólares en concepto de deuda, lo que eleva el valor de la operación a 3.155 millones de dólares. Gehring se hará cargo de las operaciones internacionales del grupo que emerja de la fusión, donde, como reiteró Chirico, se concentra la estrategia expansiva del conglomerado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de marzo de 2010