Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las periodistas que denunciaron a Sanz ratifican ante la juez el acoso sexual

Dos de las víctimas alertaron a López Jaraba en octubre de las vejaciones

"Quiero que me deje en paz, volver a la vida que tenía antes". Así terminó ayer la declaración, a preguntas de la juez, de las tres periodistas de Canal 9 que denunciaron por acoso sexual al ya ex secretario general del ente, Vicente Sanz. Entraron en el juzgado poco antes de las nueve de la mañana. Y permanecieron dentro siete horas y media. La juez y la fiscal escucharon de cada una el relato de las supuestas amenazas, vejaciones y acoso sexual que sufrieron por parte del que era su jefe. Con detalle y con emoción, las tres periodistas explicaron cómo Sanz consiguió aislarlas, cómo les hizo creer que su vida profesional y personal pasaba por sus manos, como él era indiscutiblemente quien mandaba, como cada paso que daban, fuera y dentro de su lugar de trabajo lo conocía y lo juzgaba. Las tres periodistas detallaron ante la juez que hubo amenazas a su familia. Una de ellas dijo que la amenaza a su pareja y la situación insostenible la hicieron decidirse a denunciar. "Perdí a mi pareja anterior por las amenazas del señor Sanz y no estaba dispuesta a volver a pasar por lo mismo".

"Sólo queríamos que nos ayudara la dirección. No lo conseguimos"

Las tres contaron el "calvario de un acoso en el que no se podía vivir", "las vejaciones sexuales" vividas "en el despacho". Relataron, por ejemplo, cómo estando en Roma de vacaciones, él no dejaba de llamar, cómo no cogieron el móvil y cómo al decirle que había sido por falta de cobertura él contestó que había llamado a la compañía y comprobado que sí había cobertura. O, cómo seguía sus pasos por la sede de la televisión valenciana, pedía fotos para comprobar si decían la verdad cuando contestaban dónde estaban en su tiempo libre, les impedía tener pareja, relacionarse con los compañeros, les atosigaba con mensajes obscenos.

La denuncia recoge la falta de apoyo de la dirección de la empresa. Y ayer se les preguntó por ello. Una de las víctimas explicó cómo a finales de octubre, en nombre también de otra de las afectadas, llamó en varias ocasiones al actual director general de Radiotelevisió Valenciana (RTVV), José López Jaraba, con la intención de que la recibiera. En uno de esos intentos, para tratar de convencerle de la urgencia, le dijo: "Es un tema de acoso de Vicente Sanz". Él, relató la periodista, se comprometió a verla, pero, según contó ella a la juez, "todo fueron largas". Otra de las acosadas dijo que, aunque nunca dijo el motivo concreto, intentó ver a Lola Johnson, ahora directora de Canal 9, en tres ocasiones en octubre de 2008, un año antes, sin que la recibiera. La necesidad de que creyeran en ellas, la desesperación por encontrar apoyo en la dirección les llevó, explicaron, a realizar una grabación en el despacho de Sanz, de la que ayer dieron detalles. "No lo hicimos para el juzgado. Sólo queríamos que nos ayudara la dirección. No lo conseguimos". López Jaraba y Lola Johnson no vieron la grabación hasta mediados de febrero. López Jaraba dijo en la comisión de RTVV en las Cortes que supo de los hechos el pasado 12 de febrero, no antes, y no respondió a si había visto alguna grabación. Jaraba cesó el pasado 23 de febrero, de forma "temporal", a Sanz.

Desesperación, miedo, insomnio, ansiedad, depresión, imposibilidad de trabajar, angustia a cada paso, por cada persona del entorno familiar. Así explicaron, con apoyo de documentación clínica (ingresos hospitalarios) y psicológica (desde hace más de seis meses acuden a terapia) hasta dónde llegó a ser insoportable la situación a la que se vieron sometidas. Situación en la que reconocieron haber enviado fotos íntimas a Sanz, haber contestado correos "con el único pensamiento de que nos dejara en paz", afirmaron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de marzo de 2010