Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía francesa reconoce fallos en la investigación sobre el 'caso Anza'

El cadáver del etarra no fue identificado antes por un error del hospital de Toulouse

Anne Kayanakis, fiscal de Bayona y responsable de la investigación sobre la desaparición del etarra Jon Anza, explicó ayer que un error burocrático postergó durante 10 meses la localización del cadáver del miembro de ETA desaparecido el 18 de abril. Casi un año después de que la familia del etarra denunciara el hecho, Kayanakis confirmó ayer en la localidad vasco-francesa que las huellas dactilares corresponden a Anza. También se mostró "contrariada" por los 10 meses de investigación en falso y culpó al hospital Purpan de Toulouse del error que alentó la teoría de la conspiración. La investigación "ha fallado", reconoció antes de anunciar más diligencias sobre las deficiencias en la búsqueda.

PNV y EA han pedido a Francia y a España que se aclare lo sucedido

Mientras la banda y su entorno recurrían a su desaparición para desprestigiar al Gobierno clamando que la guerra sucia había regresado, el cuerpo del nuevo icono de la izquierda abertzale descansaba sin identificar en Toulouse. "Algo no funcionó", dijo Kayanakis señalando que el citado hospital comunicó el 4 de junio que no tenía a nadie con el perfil del etarra cuando éste descansaba en su morgue desde el 11 de mayo. También se indagará por qué no se dio aviso a la policía tras su fallecimiento, tal y como indica el procedimiento para cadáveres no identificados. La fiscal entiende que no es su tarea depurar responsabilidades en el hospital de Purpan. Consultada por este periódico, la dirección del centro no dio ninguna explicación.

La familia de Anza preguntó en el hospital adecuado, pero lo hizo cinco días antes de que fuera ingresado. El 29 de abril, cuando fue hospitalizado, el etarra llevaba encima 500 euros y un billete de ida y vuelta Bayona-Toulouse. Falleció 13 días después.

Acompañada por Patrick Leonard, responsable de la Policía Judicial de Bayona, Kayanakis explicó cómo Anza fue encontrado en Toulouse 11 días después de que se despidiera de su mujer en la estación de tren de Bayona. De noche, fue hallado inconsciente, con la cabeza en una jardinera de flores. Según el atestado policial, no tenía signos aparentes de violencia. El próximo lunes se le realizará una autopsia para determinar la causa de su fallecimiento. Anza estaba muy enfermo.

¿Por qué apareció ahora? Un funcionario del instituto médico-legal de Toulouse se puso en contacto hace unos días con un policía de la localidad y le habló del cuerpo sin identificar. Una simple llamada a la comisaría de Bayona preguntando si buscaban a un hombre corpulento permitió cuadrar el círculo. Lo ocurrido entre el 18 y el 29 de abril de 2009 sigue siendo un misterio que la policía intentará esclarecer.

La izquierda abertzale no dudó en decir que lo ocurrido puede ser un "montaje impresionante". EA, por su parte, pidió a "Francia y España" que aclaren los hechos, mientras que el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano (PNV), reclamó que se clarifique "hasta el último extremo". Aralar pidió la depuración de responsabilidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de marzo de 2010