Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tres partidos apoyan la fundación para Díaz Pardo

El Parlamento pide abrir al público la Torre de Xunqueiras, en A Pobra

La creación de una fundación que acoja el legado de Díaz Pardo ya fue un proyecto del anterior gobierno bipartito, en medio del tormentoso enfrentamiento entre Díaz Pardo y los socios mayoritarios del Grupo Sargadelos. Ese conflicto desembocó el pasado enero en el abandono de Díaz Pardo de sus cargos y las instalaciones que ocupaba en el grupo empresarial.

La propuesta socialista, aprobada por unanimidad, insiste en la necesidad de catalogar y acercar al público un "patrimonio documental" que incluye epistolarios, archivos y fondos documentales procedentes de personas o entidades determinantes en la historia de Galicia. Los nacionalistas, en voz de la parlamentaria Ana Pontón, creen que "hay que reconocer a Díaz Pardo su aportación como figura relevante de la historia y la política" en Galicia.

La Xunta, según la propuesta aprobada, deberá dotar de medios humanos y económicos a la fundación para poder consolidar el proyecto. El Gobierno de Feijóo ya adelantó en las últimas semanas, en conversaciones con Díaz Pardo, su idea de ubicar la fundación en la Cidade da Cultura.

Torre de Xunqueiras

El Parlamento también aprobó ayer por unanimidad otra iniciativa socialista que exige a la Xunta el cumplimiento de la normativa vigente relativa al régimen de visitas de los Bienes de Interes Cultural (BIC). Más exactamente se refieren al pazo Torre de Xunqueiras, ubicado en el municipio de A Pobra y considerado BIC desde 1981. Este pazo, utilizado actualmente como negocio hostelero, debe estar, por ley, abierto al público durante cuatro días al mes con un horario determinado, con el fin de que la población conozca y disfrute del patrimonio cultural gallego. Según los socialistas, esta normativa por la que debe regirse dicho pazo se incumple, ya que no se dan a conocer los días de visita y horarios para contemplar el edificio y su interior, a pesar de haber contado con ayudas estatales para su conservación.

El parlamentario popular Ignacio López-Chaves afirmó que el régimen de visitas actualmente lo administra el Ayuntamiento de A Pobra, ya que el pazo está incluido en el proyecto municipal Rutas de Valle Inclán, por lo que sí es posible visitar el monumento. Para los socialistas no es un asunto que deba gestionar la instritución municipal, lo que se debe hacer es impulsar el conocimiento del edificio, publicitarlo, y en ello "todo el que colabore es bien recibido", afirmó José Manuel Lage Tuñas. La propuesta aprobada establece la obligación de la Xunta de garantizar las visitas e impulsar un programa de difusión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de marzo de 2010