Series

Nueva Orleans, entre el moho y el jazz

David Simon reconstruye la vida después del huracán Katrina en la serie 'Tremé'

Tras la tromba de agua que el 29 de agosto de 2005 anegó Nueva Orleans llegó el calor abrasador. Y con los días, todas esas casas cerradas a cal y canto se llenaron del maldito moho. Los títulos de crédito de Tremé, la nueva serie de David Simon -el talento de la pequeña pantalla más admirado del momento- muestra una sucesión de imágenes abstractas de esa peste que tras el desastre del Katrina lo invadió todo.

La nueva serie del creador de The wire y Generation kill nos sitúa en noviembre de 2005, tres meses después de la rotura de los diques que mató a 1.300 personas en la ciudad. Los efectos del desastre, marcado por una pésima gestión gubernamental, son evidentes en el ánimo y en las calles. Algunos de los residentes de los barrios más pobres, los más afectados por la inundación, se atreven a volver a sus casas, que están destrozadas. La gente intenta rehacer sus vidas. Músicos como Antoine Batiste (Wendell Pierce), cocineros como Janette Desautel (Kim Dickens), profesores como Creighton Bernette (John Goodman).... "¿Cómo está tu casa?", se preguntan. "Dios, no me preguntes por mi puta casa".

El creador de 'The wire' retrata las raíces de la cultura de EE UU
Hacen cameos Elvis Costello, Steve Earle o el 'chef' Anthony Bourdain

Estamos en Nueva Orleans, en la sureña Luisiana, y el clima está muy revuelto. Tras un día abrasador, el lunes 1 de marzo el frío cala y el cielo plomizo augura un diluvio que llegará en unas horas. Son las 12.30. Dos coches de policía cortan los extremos de la calle Tremé, a una manzana del barrio francés, el corazón turístico de la ciudad. En el número 1212 se está rodando una secuencia de interior. A pocas calles, una vieja iglesia masónica sin calefacción hace de comedor del equipo de rodaje. Como es habitual en Simon, muchos de ellos son personas reales, vecinos de la ciudad reclutados para la ocasión. ¿Será aquella mujer negra con el pelo lleno de rulos una vecina del barrio de Tremé? ¿Y aquel tipo alto y vitalista que irradia buen rollo?

Este último es Davis McAlary y es un tipo real. Un músico de la ciudad al que Simon ha fichado para que participe en el desarrollo de las tramas y supervise que los guiones son fieles a la realidad. Uno de los personajes de Tremé se inspira directamente en él. Davis, 41 años, daba clases de música en un colegio cuando Simon le llamó. "Me pasó lo que nunca pasa: hice un buen disco, alguien escribió una buena crítica y alguien importante lo leyó y me contactó. La vida es rara y maravillosa", sonríe. ¿Y qué tal están retratando a la auténtica Nueva Orleans? "No es perfecto, porque no hacen todo lo que les digo, pero le doy un 90 sobre 100. Teniendo en cuenta que a la mayoría de las películas sobre esta ciudad les doy un 25, no está nada mal".

Además de por su estilo, crudo como la vida misma, Simon destaca por saber elegir a sus colaboradores. Escribió las cinco temporadas de The wire junto al ex comisario Ed Burns, una de sus fuentes durante los años en que fue el redactor de sucesos del Baltimore Sun. En Tremé, Simon se ha vuelto a rodear de un potente equipo de escritores -Eric Overmyer, David Mills, George Pelecanos, Tom Piazza-, así como por personajes ilustres de Nueva Orleans, como Susan Spicer, una de las mejores chefs de la ciudad, o el trompetista Kermit Ruffins. También hay cameos de foráneos, como el cocinero más crápula de Nueva York, Anthony Bourdain, o los músicos Elvis Costello, Patty Griffin y Steve Earle. Como no podía ser de otra manera, la música es uno de los ejes de la serie (HBO planea vender los temas por iTunes), así como los coloridos funerales de la ciudad, que marcarán el ritmo de una serie que en EE UU se estrena el 11 de abril y en España en mayo (en TNT, dial 24 y 45 de Digital +). De momento están confirmados los 10 episodios de la primera temporada, de una hora cada uno. Está por ver qué opina la audiencia. Si gusta, Simon espera rodar cuatro temporadas más.

A quien espere la crudeza de The wire, ese retrato directo al estómago de las capas de la corrupción, Simon le avisa: esto es otra cosa. "The wire iba sobre cómo el poder y el dinero pervierten la ciudad", dice ya al caer la tarde desde la cafetería de un céntrico hotel, a resguardo del diluvio que truena fuera. "Tremé, sin embargo, trata sobre la cultura. Es el retrato de una ciudad y de la gente corriente que la forma. Muchos se preguntaban qué sería de Nueva Orleans tras el Katrina porque esta ciudad y su identidad musical es lo más real que hemos logrado en todo Estados Unidos".

Y su entusiasmo es contagioso. El actor Clarke Peters, con el que ya trabajó en The wire y que en Tremé interpreta a Albert Lambreaux, un líder comunal que en las primeras escenas de la serie regresa a su casa, invadida por el moho, es ya un enamorado de esta carismática ciudad. "Tremé reivindica el valor de la cultura de Nueva Orleans", dice. "Sus raíces son de África, Francia, España... Es como un gumbo, el guiso criollo típico de aquí. Y eso es lo bonito de esta ciudad".

Como muchos músicos, Antoine Batiste (Wendell Pierce) sobrevive con lo que gana tocando con su grupo.
Como muchos músicos, Antoine Batiste (Wendell Pierce) sobrevive con lo que gana tocando con su grupo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 07 de marzo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50