Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:DESDE EL PARQUÉ

Pocos alicientes para los inversores

La ausencia de datos macroeconómicos relevantes en esta última jornada dejó a los mercados de valores moverse sin demasiadas presiones y con muy poco dinero.

Como en la sesión anterior, el Ibex 35 abrió con una discreta subida para dar paso inmediatamente a la retirada de los compradores, lo que se tradujo en un recorte del 0,92% a media mañana, con 10.339,30 puntos.

Los inversores parecían saberse el proceso de memoria y actuaron como el día anterior ante la evidente ausencia de presiones vendedoras importantes, situación que parece indicar que tanto compradores como vendedores esperan a que suceda pronto algo favorable a sus intereses. Los tanteos compradores dieron sus frutos y el Ibex 35 cerró la sesión con un avance del 0,83% y en 10.521,50 puntos, casi el máximo de la sesión.

La diferencia entre el resultado de la Bolsa española y el resto de las plazas europeas también repitió el esquema del día anterior, con avances de más del 1% para el conjunto de la eurozona. La inversión internacional parece haberse olvidado del mercado español y ello se nota, sobre todo, en los volúmenes negociados. En el Mercado Continuo se contrataron ayer 2.152,53 millones de euros, prácticamente la misma cantidad que el día anterior, con 1.819,94 millones de euros en operaciones del "mercado abierto", apenas 70 millones de euros más que el lunes. Los grandes valores del mercado son los únicos que parecen llamar la atención de los inversores, de ahí que entre el Banco Santander, Telefónica y BBVA movieran el 56% del "mercado abierto", cifra que llega al 68% si se le añaden Iberdrola y Repsol YPF.

De las noticias que llegaban del exterior destacó el tirón del precio del petróleo después de varios días de tantear el nivel de los 80 dólares por barril en el mercado de Nueva York. La débil recuperación de la economía parece indicar que aumentará el consumo de combustibles, aunque puede tratarse tan sólo de un movimiento especulativo ahora que está cerca el final del invierno en el hemisferio norte. En cualquier caso, los habituales comentaban que el avance del precio del petróleo está haciendo subir los precios al consumo en la mayoría de los países, lo cual no es una buena noticia, ya que las autoridades monetarias vigilan muy de cerca los avances de la inflación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de marzo de 2010