Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jazztel espera repartir dividendos a partir de 2013

No viene en el nuevo plan de negocio 2010-2012 presentado ayer por Jazztel a los analistas financieros. Pero seguramente es la noticia que todos los sufridos accionistas de la operadora querían oír. El primero de ellos, el presidente de la compañía, Leopoldo Fernández Pujals, dijo ayer que la empresa estará preparada para repartir dividendo en 2013 siempre que no haya que acometer inversiones extraordinarias.

No las contempla el plan, que prevé una inversión de entre 210 y 240 millones de euros para los tres años, basándose en la suposición de que la fibra óptica hasta el hogar, una tecnología que permite velocidades superiores a los 100 megas (Mbps) anunciados por otros operadores como Telefónica, no tendrá una demanda real.

"Habrá demanda de 100 megas cuando en lugar del 20% haya un 7% de tasa de paro", explicó Pujals.

En su lugar, la operadora apostará por las tecnologías evolucionadas del ADSL, como VDSL2, que permite alcanzar velocidades de hasta 50 megas, y cubrirá un 80% de la red de acceso con VDSL2.

El nuevo plan de negocio, continuador del anterior -el único que cumplió la operadora desde la entrada de Pujals- prevé abandonar las pérdidas netas en 2010 y obtener un beneficio de entre 50 y 65 millones en 2012. Los bonos convertibles serán amortizados (111 millones de euros) en abril de 2013. La deuda financiera neta de Jazztel a cierre de 2009 ascendió a 81,2 millones de euros.

El operador prevé duplicar su actual base de clientes hasta alcanzar los 1,2 millones de usuarios de ADSL en 2012, frente a los 582.000 que tenía en 2009, y elevar hasta el 11% su cuota de mercado, frente al 6% del pasado ejercicio. Pujals recalcó que su intención no es poner en valor la compañía para luego venderla como hizo con Telepizza. "No tengo pensado salir de Jazztel salvo que alguien lance una OPA", indicó.

Jazztel espera obtener un Ebitda de entre 145 y 165 millones de euros, frente a los 41 que obtuvo en el año 2009. En este ejercicio la firma presidida por Leopoldo Fernández Pujals prevé obtener unos ingresos de entre 590 y 610 millones de euros, desde los 454 millones de euros de 2009.

Como consecuencia del fuerte crecimiento de las unidades de negocio minoristas, Jazztel pretende que el margen bruto como porcentaje de los ingresos pase de los actuales 238 millones hasta el rango de entre 480 y 500 millones de euros, lo que supone un crecimiento anual acumulativo del 27%. La cotización de las acciones cayó ayer un 4,1%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de marzo de 2010