Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanxenxo burla una sentencia al desprecintar la cafetería Silgar

El Ayuntamiento de Sanxenxo ha permitido la reapertura de la cafetería Cetoli, ahora con la denominación Silgar, sin cumplir una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que ordenaba legalizar las obras de remodelación del establecimiento y someterlo, para su reapertura, al reglamento de actividades molestas (Raminp) cuyo incumplimiento motivó también su precintado.

La cafetería es probablemente la más emblemática de Sanxenxo. En 2003 se inició en ella, sin licencia municipal, una drástica remodelación que incluyó la demolición de tabiques, cocina, baños, mostrador y escaleras. Después, el ruido que se les obligaba a soportar motivó a varios vecinos a presentar en 2004 denuncias que el TSXG sustanció finalmente en 2008, obligando a precintar la cafetería, legalizar lo legalizable de las obras mayores realizadas en ella y a someterla al Raminp.

Hace ahora un año, el gerente local de Urbanismo señalaba en un informe que, por la envergadura de las obras realizadas, la cafetería Silgar no podría reanudar su actividad con la licencia que en su momento le fue concedida a Cetoli. No obstante, el Ayuntamiento de la localidad pontevedresa ha desprecintado el local, legalizando las obras realizadas con un proyecto de "conservación, ornato y mejora de insonorización", que poca relación tiene con lo ejecutado, y sin licencia de actividad del Raminp porque el local no reúne las condiciones para obtenerla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de marzo de 2010