Hasta la cocina

El Barça casi siempre marca los goles cerca del marco rival y la mayoría los finaliza a un toque

Hay cosas inflexibles, que no se pueden cambiar. Como la propuesta del Barça, siempre con la presión avanzada, con el juego por todo lo ancho del césped y con la portería adversaria en el entrecejo. Del mismo modo que el equipo azulgrana se despliega a través del balón, siempre con la intención de guardarlo y tocarlo hasta la saciedad, hasta abrir una rendija en las abigarradas defensas contrarias, también remueve el cuero en el área rival. Por eso sus goles son marca registrada, casi siempre ejecutados dentro de la parcela reservada para el portero y, en muchos casos, al primer toque.

El tanto definitivo de Pedro frente al Málaga fue rara avis para el Barça, que sólo ha celebrado nueve goles desde fuera del área cuando el balón estaba en movimiento. O lo que es lo mismo: el 10% de las dianas totales del equipo en lo que va de temporada. Messi es el futbolista más afinado en esa suerte, con cuatro goles. Le siguen Pedro (dos) y Alves, Xavi e Ibrahimovic (uno). Lo que sí reparte el Barça, como indican las estadísticas, es la forma de construir los tantos. Bien con las combinaciones colectivas (29) por los pasillos interiores, bien con los remates a centros (13) desde los costados -Alves suma ocho asistencias, y Abidal treas- o bien con las jugadas de estrategia: 5 directas -Alves, Messi, Ibra, Henry y Márquez- y 11 indirectas, con Piqué e Ibra como estiletes, con tres remates).

Aunque ha perdido algo de su capacidad goleadora en comparación con el curso anterior (12 goles menos a estas alturas del campeonato), el Barça sigue siendo un martirio para cualquier guardameta rival. En la Liga suma 372 remates (15,5 por partido) y 167 han ido a puerta. Así, para hacer gol, necesita ejecutar 6,31 disparos. Unos números sólo superados por el Madrid, que contabiliza 475 (20) y 182. En la Champions, además, ha realizado 113 remates (16,1), por detrás del Madrid (144), Oporto (143), Stuttgart (120) y Chelsea (119).

Lo que resulta más curioso del equipo de Guardiola, en cualquier caso, es la facilidad con la que atina en el remate al primer toque. Puede que sea tanto por los pases precisos como por el atrevimiento y la definición de los delanteros. Resulta que de los 87 goles realizados por el equipo, 46 han sido convertidos con un remate de primeras. Es decir, el 52%. Los goleadores del equipo reflejan en parte la expresiva estadística. El pichichi Messi ha logrado así nueve de 24 dianas (37,5). Pedro, ocho de 16 (50%), e Ibrahimovic, ocho de 14 (57,14). Las cifras las redondean Keita (cinco de seis), Xavi (cuatro de cinco), Piqué (dos de tres) y Henry (dos de dos).

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 02 de marzo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50