El pasteleo en el Poder Judicial retrasa nombramientos importantes

La negociación afecta a los tribunales superiores de Euskadi, Cataluña y Valencia

Continúa el pasteleo en el órgano de gobierno de los jueces para sacar adelante nombramientos clave en los Tribunales Superiores de Justicia de País Vasco, Cataluña y Valencia además de en la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Estos puestos llevan meses sin cubrirse y el Consejo General del Poder Judicial va a tener que convocar nuevamente las plazas ante el fracaso en las negociaciones para lograr los consensos necesarios.

Tras varios intentos frustrados, con exámenes a candidatos en los que, según los asistentes, se puso de manifiesto la suficiente calidad de algunos de los aspirantes a ocupar esas plazas, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) continúa sin presidente. Jaime Tapia, portavoz de Jueces para la Democracia (JpD) en Euskadi, parecía el candidato consensuado para sustituir a Fernando Ruiz-Piñeiro, juez conservador que avaló el encausamiento del entonces lehendakari, Juan José Ibarretxe, y del actual jefe del Ejecutivo vasco, Patxi López, por sus diálogos con la ilegalizada Batasuna para un fin dialogado del terrorismo.

Por primera vez, el candidato más firme para el País Vasco es un juez no asociado

Más información

El pasteleo obligaba a que el nombramiento de Tapia, avalado por vocales del sector conservador, se compensara con la continuidad de Maria Eugènia Alegret al frente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Pero el rechazo de los conservadores a la candidatura de Tapia acabó frustrando los nombramientos. Ahora, el diálogo ha vuelto a empezar.

El nuevo candidato supuestamente consensuado para el Tribunal Superior vasco es, por primera vez en este tipo de nombramientos y con el actual Consejo del Poder Judicial, un juez no asociado que ha estado en tareas burocráticas durante los últimos ocho años. Se trata del director del Centro de Documentación Judicial, Juan Mateo Ayala.

Ya no están sobre la mesa de la negociación ni el progresista Tapia ni Ruiz-Piñero, de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (APM). Mateo Ayala se postuló en el anterior proceso para presidir el TSJPV pero no pasó la criba y no fue incluido en la terna.

En Cataluña, las negociaciones también han cambiado de la noche a la mañana. Los vocales progresistas cuestionan ya que Maria Eugènia Alegret, de la conservadora APM, repita como presidenta del Tribunal Superior de Justicia. Quiere que este puesto sea ocupado por Miguel Ángel Gimeno, portavoz de Jueces para la Democracia, asociación que tiene un nutrido grupo de representantes en el Consejo.

Margarita Robles, la vocal progresista que lleva la voz cantante sobre los nombramientos y miembro de JpD, se jactó por carta de haber conseguido colocar a 18 jueces de su asociación en cargos relevantes de la judicatura. Gimeno sí estaba en la terna que el Poder Judicial rechazó hace semanas al no alcanzar los 13 votos necesarios. También habrá que iniciar el proceso en Cataluña, y Gimeno, si como es previsible vuelve a postularse, es el más firme candidato para obtener la plaza.

En Valencia, los conservadores pretenden sustituir por otro juez conservador a Juan Luis de la Rúa, cuyo voto sirvió para archivar la denuncia por cohecho contra Francisco Camps, presidente de la Comunidad Valenciana. Al principio, pretendían situar al frente del tribunal a Pedro Castellano, presidente de la Audiencia de Valencia. Ahora proponen un juez menos conocido pero igualmente conservador y los progresistas defienden a Mercedes Boronat.

Si bien los nombres de los presidentes de los tribunales superiores del País Vasco y de Cataluña pueden quedar despejados en uno o dos meses, el de la Comunidad Valenciana puede demorarse más.

En concreto, hasta que entre en liza, dentro de meses, la presidencia del Tribunal Superior de Andalucía. Su actual presidente, Augusto Méndez de Lugo, no será renovado tras 15 años en el cargo y el Consejo tendrá que sustituirlo. Ese puesto es muy codiciado por los progresistas y los conservadores están convencidos de que ése será el momento de cederlo a cambio de retener la presidencia del Tribunal Superior de Valencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 01 de marzo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50