Cinco maestras, imputadas por vejaciones en una guardería

Cinco familias acudieron ayer al Juzgado de Instrucción número 4 de Girona para testificar si han visto algo raro en sus hijos, alumnos de la guardería Els Escarlets de Sant Gregori (Girona). Cinco monitoras han sido denuncias por sus compañeras y el juez les ha imputado por un delito de vejaciones y contra la integridad de las personas. Hace dos semanas el Ayuntamiento destituyó a su directora. Sobre ella y cuatro educadores pende una denuncia por atar a los niños a las sillas, no darles agua en todo el día, insultares y hacerles comer sus vómitos.

El abogado defensor de tres educadoras, Manel Mir, quitó hierro al asunto y apuntó a "problemas internos" en la guardería, ya que las educadoras denunciantes y las denunciadas tienen mala relación. Los padres explicaron ante el juez que quizá sí habían notado una conducta rara de sus hijos con la comida, pero sin poder constatar malos tratos, según el abogado de la defensa, Carles Monguilod.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 27 de febrero de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50