El Consell avalará a empresas públicas para agilizar sus pagos a proveedores

Gerardo Camps, vicepresidente económico y consejero de Hacienda, aseguró ayer a la cúpula de Fecoval, la Federación de Contratistas de Obra Pública, que extenderá hasta 421 millones de euros los avales a las empresas públicas para "agilizar" el pago de las facturas pendientes. Aquellas empresas públicas que no pueden recibir avales directos de la Generalitat, recibirán financiación a través de nuevas líneas de crédito del Instituto Valenciano de Finanzas para poder cumplir sus obligaciones con los contratistas.

El vicepresidente económico también insistió en el recurso al confirming, una fórmula que permite a los contratistas anticipar el cobro de obras públicas a través de determinadas entidades financieras a cambio de renunciar a un interés.

Los contratistas sólo sacaron en claro la promesa de que se suprimirá el aval que deben depositar cuando optan a un concurso público como garantía de su solvencia y que supone un coste notable si se retrasa la adjudicación de la obra. "La junta de contratación administrativa va a aprobar la próxima semana un acuerdo por el que en las licitaciones de obra pública dejará de exigirse el aval", dijo Camps.

Cristina Moreno, portavoz socialista de Economía, se apresuró a replicar al vicepresidente económico que "lo que necesitan las pymes no es que las grandes empresas públicas se endeuden, sino que les paguen".

"Gerardo Camps no quiere pagar a las pequeñas y medianas empresas valencianas que están endeudadas hasta el cuello", siguió Moreno, "sino avalar para agilizar los pagos a las empresas públicas, a las empresas del derroche, a las empresas del sobrecoste, a las empresas de los enchufados del PP".

Antes de compartir mantel con los contratistas, Gerardo Camps aseguró que la Generalitat paga a sus proveedores en plazos que oscilan entre los 60 y los 120 días. Moreno tachó de desvergonzado al vicepresidente económico y afirmó que "los empresarios saben que cobrar una deuda de la Generalitat les puede llevar un año".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS