Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La libre elección de médico se pone en marcha en abril

El cambio de hospital o especialista podrá hacerse por teléfono

El nuevo sistema de citas del Servicio Madrileño de Salud, disponible 24 horas a través del teléfono, estará en funcionamiento a mediados de abril. Al mismo tiempo, entrará en vigor la normativa que permitirá elegir, desde ese momento, médico, especialista, enfermera y hospital. Lo anunció ayer el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno en la que explicó cómo será el sistema tecnológico que permitirá afrontar la gestión de las agendas de todos los centros sanitarios de la región.

La razón fundamental es que, mientras la Consejería de Sanidad ultima la implantación de este sistema, están ya en fase de información los dos decretos que desarrollan la Ley de Libre Elección. Lo presumible es que a mediados de abril entren en vigor, tras su paso por el Consejo Económico y Social y por el Consejo de Estado. Güemes explicó que, desde el día siguiente a que la normativa entre en vigor, será posible elegir en atención primaria, porque se tratará de hacer una mera comunicación a la Administración de que se quiere cambiar de médico u hospital. Se fijará un procedimiento que permitirá hacer el registro administrativo.

La cita podrá pedirse en máquinas como las de embarque en los aeropuertos

Para la atención de médico especializado o cambio de hospital habrá un tiempo de ajuste del sistema -"unas semanas", según Güemes-. Durante ese periodo, habrá que acudir personalmente al centro de salud o al hospital para que un administrativo haga el registro de la petición de cambio. Después, el servicio de cita telefónica llamará al usuario y éste podrá elegir la opción deseada.

Pasado ese periodo de adaptación, según el consejero, será posible hacer el cambio directamente a través del teléfono. Por este sistema, con acceso a las agendas de todos los centros sanitarios, podrá elegirse hospital, solicitar las citas de pruebas diagnósticas y la primera consulta de especialistas. Después, el servicio enviará al usuario -vía mensaje de móvil, correo electrónico o carta postal, a su elección- el justificante.

La puesta en marcha de este nuevo sistema telefónico implica que "no se repetirán las situaciones en las que comunique el teléfono" del centro de salud por saturación de usuarios, según dijo Güemes. Si el recepcionista no puede atender su llamada, ésta saltará a los dos pitidos a una centralita de reconocimiento de voz. En el caso de que el usuario no quiera comunicarse a través de una máquina podrá elegir ser atendido por un centro de llamadas que funcionará todo el día.

Además, la consejería implantará unos aparatos, similares a los que permiten en los aeropuertos obtener automáticamente la tarjeta de embarque, para que sean los usuarios directamente los que soliciten su cita. En un principio, se van a colocar 320 de estos dispositivos.

"Este sistema permitirá ofrecer una cita al ciudadano en menos de 40 días en los centros hospitalarios y especialistas más cercanos o con alternativas en otros centros en otras fechas", dijo el consejero.

La implantación del sistema es una concesión a una empresa privada de 26,7 millones de euros durante dos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de febrero de 2010