Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta quiere regular las casas de Ons antes de julio

Órdenes de demolición amenazan a los vecinos de la isla

Las 80 viviendas de la isla de Ons están sujetos a la normativa urbanística más restrictiva posible. Protegida por su inclusión en el Parque Nacional das Illas Atlánticas, reformas tan básicas como la construcción de un cuarto de baño están prohibidas bajo amenaza de sanción penal. La comisión de Ordenación Territorial del Parlamento abordó ayer la cuestión, a raíz de una pregunta del diputado nacionalista Bieito Lobeira que contestó la directora general de Ordenación do Territorio, Encarnación Rivas. La conclusión es que los vecinos deberán esperar a que la Consellería de Medio Rural apruebe dos textos normativos que tiene pendientes -y que espera tener listos antes de julio-. Hasta entonces, los lugareños seguirán exponiéndose a una orden de derribo si se les ocurre reparar el tejado.

Lobeira reclamó en su interpelación que la Administración no mantenga "una actitud exclusivamente burocrática" ante la situación de los vecinos y pidió que la Xunta suministre servicios básicos de los que las casas carecen en todo o en parte: luz eléctrica, agua potable y saneamientos. "Soy partidario de aplicar a los habitantes de Ons el reglamento de especies en peligro de extinción", bromeó tras recordar que los asentamientos humanos en la isla datan de hace "miles de años". "Estamos en el siglo XXI y en Ons no tienen ni los servicios del siglo XX", protestó.

La directora general recordó el alambicado estatuto jurídico de las viviendas, que no son propiedad de sus dueños. La situación sólo se aclarará cuando Medio Rural apruebe el reglamento de una ley de 2001 que aborda el régimen de concesiones en la isla, una norma que dicha ley obligaba a elaborar antes de 2006. Cuatro años después, fuentes de la consellería señalan que tienen previsto terminar de redactar el reglamento "antes del fin del primer semestre de 2010".

A ello hay que añadir la firma, también pendiente, del Plan Rector de Uso e Xestión do Parque Nacional das Illas Atlánticas, que la consellería confía asimismo en tener listo antes del verano y cuyas disposiciones primarán sobre las del reglamento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de febrero de 2010