Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento británico niega base científica a la homeopatía

La homeopatía carece de consistencia médica y su único efecto en los pacientes es el de placebo, según ha dictaminado una comisión del Parlamento británico, que conmina al Gobierno a suspender su financiación. El Comité de Ciencia y Tecnológica (consultivo) considera que su efectividad no se sustenta en evidencias, y tilda de gasto innecesario los cuatro millones de libras anuales (4,5 millones de euros) que la sanidad pública dedica a esta corriente de la medicina alternativa. La cifra no incluye el coste de funcionamiento de los cuatro hospitales homeopáticos operativos en Reino Unido (Londres, Bristol, Liverpool y Glasgow), dentro de la red del Sistema Nacional de Sanidad (NHS).

Un quinto centro de esta naturaleza fue clausurado en 2009 al retirársele los fondos con argumentos similares a los que ahora presenta la comisión multipartidista: el perjuicio que supone para los pacientes decantarse por "remedios insuficientes" en detrimento de la medicina ortodoxa. Las pruebas realizadas, concluye el informe, no han podido mostrar los supuestos efectos de la homeopatía.

"Los científicos militantes han dejado al paciente fuera de la ecuación", respondió la Prince's Foundation for Integrated Health, una fundación que congrega a los abogados de la medicina alternativa y que tiene en el príncipe Carlos a su principal artífice. El director médico de la organización, Michael Dixon, defiende esos remedios homeopáticos tan populares para tratar resfriados, gripes o incluso ansiedad, y reclama nuevos estudios. "No debemos olvidarnos de los pacientes a quienes no consigue ayudar la medicina convencional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de febrero de 2010