El FBI cierra el 'caso ántrax' ocho años después

El FBI considera que el empleado del Gobierno que envió en 2001 cartas con ántrax actuó solo y ha decidido cerrar la investigación, según fuentes cercanas al caso. Las cartas, que fueron enviadas a congresistas y medios de comunicación poco después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de ese año, sembraron el pánico en Estados Unidos.

Se trata de una de las investigaciones más largas y caras que se han realizado en el país. En 2008 se determinó que el único sospechoso era Bruce Ivins, que se suicidó. Pero los abogados del caso decidieron seguir investigando para asegurarse de que no hubo más personas implicadas.

El FBI informó de que Ivins, biólogo de 62 años, trabajaba en el Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército en Fort Detrick (Maryland). Cuando estaba a punto de ser detenido, Ivins ingirió una dosis letal de pastillas y murió el 29 de julio de 2008.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS