Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata a cuchilladas a su ex novia e intenta suicidarse

La dueña del piso en el que trabajaba la mujer resultó herida al defenderla

Nuevo caso de violencia machista en la región. Un hombre de nacionalidad búlgara mató ayer en Leganés (189.400 habitantes) a cuchilladas a su ex novia, Malina M., también búlgara y de 26 años. En la disputa también resultó herida la dueña del piso en el que trabajaba la víctima. El supuesto agresor, cuyas iniciales son G. B., intentó matarse cortándose la carótida, lo que le produjo una gran pérdida de sangre. Anoche estaba en estado crítico, según un portavoz del Summa. Esta es la segunda víctima de violencia machista en la región y el octavo crimen en lo que va de año.

Según explicaron varios testigos, el hombre estuvo agazapado entre los coches que había delante de la vivienda en la que trabajaba su ex novia, en el cuarto piso del número 6 de la calle del Doctor Fleming, muy cerca de la plaza de toros La Cubierta. Iba muy mal vestido y tenía un aspecto muy raro. "Nos ha asustado mucho porque se escondía entre los coches, como si fuera a robarlos. Llevaba un rato esperando", destacó un vecino de la zona.

El agresor estuvo agazapado junto a unos coches hasta que entró en la casa El detenido no tenía denuncias previas por malos tratos

Poco antes de las dos de la tarde, el hombre salió corriendo hacia el portal justo en el momento en que estaba entrando la mujer. Ella se percató de la presencia de su ex novio y empezó a gritar pidiendo auxilio. Nadie la atendió. A los pocos minutos, salió el hombre a la escalera y pidió que alguien les ayudara, según relataron varios vecinos. "Se han oído gritos durante varios minutos", destacó una vecina del cuarto piso.

Cuando entraron algunos residentes del número 6 se toparon con una escena dantesca. La mujer estaba muerta en el suelo de una sala de estar, mientras que su supuesto agresor estaba tirado en el pasillo en medio de un gran charco de sangre. Presuntamente se intentó cortar la carótida después de haber avisado a los vecinos. También presentaba una herida en el abdomen. La dueña del piso, Carmen G. T., de 89 años, sufría rotura del húmero derecho, además de golpes en la cara.

Los médicos de una UVI móvil y de un Vehículo de Intervención Rápida (VIR) del Summa comprobaron que la mujer ya estaba muerta y sin posibilidad de reanimación debido a las heridas de arma blanca que presentaba. Los facultativos entubaron al hombre, que había perdido gran cantidad de sangre. Después lo trasladaron al hospital Doce de Octubre, en la capital, según informó un portavoz de Emergencias 112.

La hija de la dueña de la casa, que vive en un portal cercano, acudió de inmediato al lugar de los hechos. La mujer fue trasladada al hospital Severo Ochoa, en Leganés.

Un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid destacó que no existían denuncias previas entre la pareja. El supuesto agresor carecía de antecedentes policiales. Ninguno de los dos estaba empadronado en Leganés, según fuentes municipales. Algunos vecinos explicaron que la fallecida había sido contratada hace unos tres meses, cuando la dueña de la casa sufrió la rotura de la cadera. Como no podía salir y hacer su vida habitual, sus dos hijos contrataron a Malina para que la cuidara. "Nunca se han oído ruidos o discusiones en esa vivienda. Carmen [la dueña de la casa] es una mujer muy andaluza, muy salada. La conoce todo el barrio porque lleva mucho tiempo aquí. Hace unos dos años que enviudó", destacó un vecino.

La que era muy poco conocida en Leganés era Malina. Los residentes de la avenida del Doctor Fleming dijeron que era una mujer muy educada y atenta. El lugar se llenó de personas asomadas a las terrazas y de curiosos que se quedaron en la calle a ver lo que pasaba, lo que ocasionó algunos problemas de tráfico en la zona.

En 2009 se produjeron cinco casos de violencia machista en la región, frente a los 11 que se registraron el año anterior, según datos de la Delegación del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de febrero de 2010