Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Laporta ya tiene agenda y equipo

CiU y ERC calculan los perjuicios que les acarreará la dispersión del nacionalismo

A finales del pasado mes de enero, Joan Laporta anunció: "Ha llegado el momento en que personas como yo demos un paso adelante". Llegados a febrero, el presidente del Barcelona empieza a poner en marcha su maquinaria. Laporta presentará la próxima semana su página web, laporta2010.cat, un espacio en el que se "pronunciará y posicionará sobre diferentes temas de la actualidad, también políticos, naturalmente, pero no únicamente", de acuerdo a la opinión de uno de sus asesores.

Laporta ya dispone de un equipo y de una agenda en clave política. El calendario sitúa el mes de abril, después de la Semana Santa, como el momento en el que podría anunciar su candidatura a las elecciones catalanas. "La decisión todavía no está tomada", precisan las mismas fuentes. "Ahora se abre un período de reflexión, debate interno, análisis y encuestas que debe ayudar precisamente a Laporta a resolver". A pesar de la prudencia de sus asesores, entre los que figura la consultoría Terés y Segarra -ya trabajó con Barack Obama y lo hace para Reagrupament Independentista, liderada por Joan Carretero-, las sensaciones son que el presidente del F. C. Barcelona dará el salto a la política.

El presidente del Barça abre una web para tejer su discurso político

Sueña con ganar la Champions en el Bernabéu como candidato

Personas próximas a Laporta coinciden en que agotará su mandato como presidente azulgrana hasta el último día, el 30 de junio, de manera que cohabitará durante dos semanas con el nuevo presidente, elegido en los comicios barcelonistas del 13 de junio. Laporta tiene una segunda fecha marcada en su calendario: 22 de mayo, final de la Liga de Campeones en el Santiago Bernabéu. Un nuevo éxito deportivo, después de las seis copas alcanzadas la pasada temporada por el equipo, aumentaría a buen seguro la popularidad de Laporta y subrayaría su discurso político: "Estoy capacitado para gobernar. Me lo he demostrado en el Barça".

Los partidos tradicionales, calculadora en mano, no se ponen de acuerdo a ver quién saldrá más perjudicado de una eventual candidatura de Laporta. El mensaje independentista del presidente del Barça competirá con Esquerra Republicana, pero una Convergència i Unió escorada hacia el soberanismo también tiene mucho que perder, sobre todo entre el electorado que todavía no ha perdonado a los nacionalistas sus reiterados pactos con el PP durante el aznarismo. "Hay nervios, pero esperemos a ver qué tipo de mensaje tiene Laporta; proclamar la independencia cada día no basta para atraer votos", mantiene un dirigente de CiU.

En ERC los nervios van por otra vía. Quieren saber si Laporta será finalmente compañero de viaje del ex dirigente republicano Joan Carretero, que sigue dispuesto a presentarse a las elecciones bajo las siglas de Reagrupament, una escisión de ERC. Si ambos acaban sumando fuerzas, los republicanos temen un otoño de sangre, sudor y lágrimas. Los 21 diputados de Esquerra en el Parlament son vitales para una eventual reedición del tripartito o para apuntalar una mayoría nacionalista con CiU.

Y el nuevo presidente de ERC, Joan Puigcercós, no puede permitirse el descalabro que hoy le vaticinan las encuestas, sobre todo después de haber orquestado la defenestración de Josep Lluís Carod Rovira, el cabeza de cartel republicano que llegó a colocar 23 diputados en el Parlament y ocho en el Congreso. El temor en el mundo independentista es que la división acabe por reducir la presencia de diputados soberanistas en el Parlamento catalán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de febrero de 2010