Laboratorio para otra televisión

La Xarxa de Televisions Locals (XTVL) estrenó hace cinco años Denominació d'origen, un espacio abierto a los nuevos formatos que buscaba proyectos rompedores y que tuvieran el riesgo como denominador común. Es decir, algo casi excepcional en un mercado televisivo marcado por la prudencia y la rentabilidad. Pero a pesar del clima reinante, ha estrenado en este tiempo 120 proyectos seriados (300 horas de emisión) de productores independientes, y todavía se mantiene en antena. En esta nueva temporada ha renovado su formato y oferta, que puede seguirse también a través de Internet. BTV, una de las 15 televisiones locales que se puede ver DO, emite las series los domingos.

Al estrenar el programa, la XTVL buscaba abrirse a los nuevos lenguajes y, de paso, convertirse en escaparate para los creadores más inquietos. De este laboratorio de programas, han salido proyectos que han conseguido llegar a festivales tan prestigiosos como el Miniput.

Los programadores de DO renuevan sus contenidos cada trimestre. Como explica su director, Pere Gibert, "de todos los programas que llegan a la XTVL, se seleccionan los más originales por su formato, pero también por su contenido, porque la transgresión no puede ser sólo estética". Entre los candidatos hay nuevos talentos con escasos recursos, pero también profesionales del medio que saben que no podrán vender sus ideas en la televisión comercial. A excepción del formato periodístico, todos los experimentos audiovisuales son bienvenidos.

Esta temporada uno de los formatos escogidos es Concerts privats (Minifilms), un espacio musical basado en pequeños conciertos sin público, que músicos emergentes de la escena catalana interpretan especialmente para el programa en escenarios cotidianos escogidos por ellos mismos. Trucat (Asmatik), en cambio, se gana al espectador a través del humor y de sus originales animaciones, que parten de una encuesta telefónica auténtica, pero que incluye preguntas algo surrealistas. Otro de los seleccionados es Elògi dera nhèu (La camera enamorada), una serie de cuidada factura que invita a admirar la nieve.

En esta sexta temporada, estrena nueva web (xtvl.tv/do), una plataforma para ver las series en Internet (xiptv.cat) y un blog como foro del espacio (xtvlblocs.cat/do).

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 14 de febrero de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50