Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Fernando Terremoto

El cantaor, de 40 años, destacó en los palos clásicos

La voz del cantaor jerezano Fernando Terremoto se apagó en la tarde de ayer. El hijo de Terremoto de Jerez, un mito del flamenco, falleció a los 40 años de edad como consecuencia de una larga enfermedad que no ha podido superar.

Esta misma semana la organización del XIV Festival de Jerez que se inaugura en la ciudad gaditana el próximo 26 de febrero suspendió la actuación del artista, prevista para el primer sábado del certamen, por su estado de salud. En el escenario iba a acompañarle a la guitarra Moraíto Chico, habitual acompañante del cantaor también jerezano José Mercé. Precisamente con Moraíto debutó Fernando Terremoto en el año 1989 en la peña jerezana Don Antonio Chacón.

Grabó cuatro discos y ganó el primer premio de la Bienal de Sevilla en 1996

Heredó el timbre de su padre y destacó en su carrera por una voz profunda de preciado eco. Brillaba en palos clásicos, como la soleá y la seguiriya.

Comenzó a la guitarra, pero pronto viró al cante. Tras su debut en Jerez, comenzó a actuar en festivales y peñas andaluzas hasta que dio el salto a Madrid. Uno de sus primeros espectáculos como solista, Arco de Santiago, lo creó para la Exposición Universal de Sevilla de 1992.

Se estrenó en la Bienal de Flamenco de la capital andaluza en 1994 y recibió el primer premio del prestigioso certamen dos años más tarde. Se consagró en 1998 con tres premios nacionales, que reconocieron su cante por seguiriya, soleá, martinete, bulería y taranto.

Tuvo tiempo de grabar de cuatro discos. Su cante ha trascendido al extranjero. Ha actuado en París, Toulouse, Marsella, Lyon, Amsterdam, Rotterdam, Amberes o Ginebra. También representó al país en la Expo de Hannover. La familia Terremoto perdió ayer uno de sus miembros insignes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de febrero de 2010