Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antich ofrece un pacto de estabilidad a PP y UM

Baleares no puede permanecer "en una crisis institucional permanente y en debates de confrontación" y "tirándose mociones de censura a la cabeza". El presidente socialista Francesc Antich, una semana después de quedar en minoría tras romper su pacto de Gobierno con Unió Mallorquina (UM), invitó ayer a negociar un acuerdo global de estabilidad al máximo dirigente de ese grupo, Josep Melià, y a José Ramón Bauzá, líder del PP, primer partido del Parlamento balear.

Antich les envió el guión de la negociación (seis propuestas de leyes institucionales) y un listado de posibles medidas para reactivar la economía. El líder del PSOE rechazó el adelanto electoral, que consideró "la solución más drástica", y reiteró que no presentará la cuestión de confianza que le exige el PP.

El Gobierno minoritario ofrece "una mano abierta al acuerdo, para la estabilidad, seguridad y tranquilidad económica y social". La agenda parlamentaria y el futuro gubernamental de Antich están en manos de la posible mayoría alternativa de PP y UM. El pacto contra la crisis lo plantea Antich como "una apuesta clara para el consenso" tras quedar con 27 votos (PSOE más Bloc) de los 59 de la Cámara, frente a los 29 que tiene el PP y los tres de UM.

Para la semana próxima, el centro derecha de la Cámara ha forzado un debate sobre la crisis gubernamental que la izquierda no deseaba.

Josep Melià (UM) anunció que está dispuesto a entrevistarse con Antich para buscar acuerdos concretos, mientras que el máximo dirigente del PP advirtió de que no tiene ninguna coincidencia posible con Antich y el Bloc.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de febrero de 2010