Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Arranca un duro periodo de sesiones

El Pleno se abre con tensión por la crisis y una votación ajustada

Hoy arranca el año parlamentario y empieza el sufrimiento del Grupo Socialista para gestionar el día a día de su geometría variable. Para empezar el calvario del periodo de sesiones, el Grupo Socialista negociaba ayer para evitar ser derrotado hoy en el Pleno en la votación de una proposición no de ley del Grupo Popular para reducir en un 25% el número de altos cargos. En el último año, el PSOE ha perdido dos votaciones sobre iniciativas del PNV y de ERC para reducir ministerios.

Los nacionalistas vascos y ERC aseguran que, en coherencia, podrían apoyar hoy la iniciativa del PP y el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran, mantiene la incógnita del sentido de su voto, pero la semana pasada avanzó que es coherente con su posición de reducir los gastos, sobre todo en ministerios con competencias vinculadas a las comunidades autónomas.

Y Zapatero tendrá que contestar hoy en el Senado y mañana en el Congreso a varios grupos parlamentarios sobre la crisis económica y las últimas decisiones del Gobierno. Pío García Escudero le preguntará hoy si "¿le parece sostenible al presidentedel Gobierno el persistente incremento de las cifras de desempleo y déficit público?". Y Rajoy, el miércoles: "¿Cree que su política económica es útil para afrontar la crisis?".

El Gobierno, además, deberá negociar apoyos para concretar las nuevas medidas económicas que Zapatero ha anunciado en las últimas semanas. Los partidos de izquierdas siempre se han opuesto a las reformas de las pensiones , a cambios en el mercado de trabajo y a recortes en el gasto público.

Fuentes de IU aseguran que Zapatero tendrá que buscar aliados en el centro derecha nacionalista, porque difícilmente Gaspar Llamazares y Joan Herrera podrán aprobar esas medidas que, en su opinión, suponen un giro de la política económica.

Campaña de IU

Ayer mismo, la Comisión Ejecutiva Federal de Izquierda Unida dio su visto bueno a la propuesta lanzada por el coordinador federal de IU, Cayo Lara, de promover una campaña para recoger 500.000 de firmas con el objetivo de presentar una proposición de ley que garantice que la edad de jubilación permanezca en 65 años.

En este periodo de sesiones empezará también la tramitación de la Ley de Economía Sostenible que, en principio, ha sido rechazado por todos los demás grupos. El anterior concluyó con un éxito notable del Grupo Socialista, que logró sacar adelante los Presupuestos con votos de todos los grupos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de febrero de 2010