Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP plantea prohibir la importación de panga del suroeste asiático

El Parlamento propone aumentar el control del pescado foráneo

El panga se come el mercado europeo. Desde 2004 el consumo de esta especie ha aumentado un 235% en España, haciéndose un hueco en la cesta de la compra -gracias a su bajo coste y buena presentación- y en los menús de centros públicos tales como colegios, residencias y hospitales. Un ascenso trepidante que pasa factura al sector pesquero y acuícola gallego, que demanda desde hace años un control efectivo de las condiciones sanitarias y laborales que aplican los países terceros en su producción. El debate ha tomado cuerpo y ya está sobre la mesa del parlamento autonómico y, también, europeo. La Comisión de Pesca de la cámara gallega aprobó ayer una proposición no de ley a instancias del PP (PSOE y BNG se abstuvieron) que recoge un mayor control de las importaciones e incluso cerrar la entrada al panga procedente del suroeste asiático. El 23 de febrero la UE analizará el futuro de la acuicultura y allí estará la Asociación de Productores de Rodaballo de Galicia para dejarse oír.

Un 70% del pescado consumido en Europa procede de terceros países, de ahí que portavoces del sector como Fernando Otero, gerente de Aroga, aboguen por extender los exhaustivos controles propuestos por el PP, que se limitan al panga del suroeste asiático, "a todos los productos pesqueros" importados. El panga, explica Otero, "es uno más". La misma petición lanzan la Asociación Gallega de Productores de Trucha (Atrugal) y la Cooperativa de Armadores de Vigo, que matiza: "No nos oponemos a las importaciones, sean de pesca extractiva o acuicultura, pedimos igualdad de condiciones en lo que a requisitos laborales, de seguridad, cuestiones higiénicas y sanitarias se refiere", en palabras de su presidente Javier Touza. Pese a la propuesta de BNG y PSOE en esa misma línea, los populares no abren el abanico. "A nuestro mercado llegaron lotes de pez panga con listeria, salmonela, cólera", amén de las "múltiples incidencias" detectadas por el Sistema Europeo de Alerta Rápida de Alimentos y Piensos, explicó José Manuel Balseiro (PP). Una perseverancia que pone la alfombra roja al Grupo Pescanova, "el más beneficiado con todo tipo de subsidios públicos" para levantar una planta en Mozambique con una capacidad de producción de 10.000 toneladas de panga directas "a nuestro mercado", señaló Lobeira (BNG).

La palabra clave aquí es trazabilidad y países como China, Vietnam o Corea no asumen en esto las mismas reglas de juego, de ahí que no todos los mercados sean tan receptivos como el comunitario. Estados Unidos o Japón han cerrado las puertas al panga de Vietnam -cláusulas de salvaguarda que la UE rechaza-, fuera de control hasta que es procesado, tras 1 año de cultivo en que se somete a alteraciones de color y textura "para adaptarlo al consumidor europeo", matiza Luz Arregui, presidenta de Atrugal -el PP añade la hormonación con fármacos procedentes de la orina de mujeres embarazadas para fomentar la fecundidad.

La trucha ha padecido como pocos el azote de esta especie, bajando de 35.000 toneladas a 20.000 en cinco años. "La competencia es brutal", sostiene. Por eso el PP pretende incentivar el consumo de merluza y fletán congelado "de nuestra flota" en los menús de centros públicos que, según indicó Lobeira, ofrecen aún hoy en Galicia panga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 2010