Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zarrías deja la secretaría del PSOE de Jaén tras pactarlo con Griñán

El vicesecretario general, Francisco Reyes, se perfila como sustituto

Gaspar Zarrías, el líder provincial socialista más veterano de la comunidad, dejará la secretaría general del PSOE de Jaén el próximo 6 de marzo en un congreso extraordinario en el que se elegirá a la nueva dirección. Lo hará una semana antes de que Manuel Chaves deje paso a José Antonio Griñán al frente del PSOE andaluz. Las casualidades pocas veces se dan en la política. Zarrías comunicó ayer su decisión al Comité Provincial socialista de Jaén, cuyos 200 miembros le dedicaron, puestos en pie, una larga ovación para reconocer sus 16 años al frente del partido.

La noche anterior había comunicado su decisión a un selecto grupo de socialistas jiennenses: Mar Moreno, Carmen Peñalver, Francisco Vallejo, Felipe López y Francisco Reyes, éste último actual vicesecretario general y el que se perfila como sustituto más probable. La decisión, considerada "lógica" y "normal" en el PSOE andaluz, la tenía pactada con Griñán desde que la semana pasada pasó a ser el número cuatro de la dirección federal. Pero no se esperaba que fuera tan rápida, anticipándose así a cualquier asomo de crítica por la acumulación de puestos orgánicos. Griñán puso ayer el relevo en Jaén como un ejemplo de los cambios "tranquilos y ordenados" que se están produciendo en el partido. Y se deshizo en elogios hacia el trabajo "excelente" de Zarrías y su capacidad para "proyectar liderazgos", informa Efe.

Zarrías facilitó su teléfono personal a todo el comité provincial

Zarrías fue elegido la semana pasada secretario de Política Autonómica de la ejecutiva federal socialista en sustitución de la consejera de Educación, la también jiennense Mar Moreno. "Yo no suelo escurrir el bulto casi nunca, y menos en un momento de dificultades", justificó. Los estatutos del partido no establecen ninguna incompatibilidad entre ese cargo y el de líder provincial, pero Zarrías considera que es "humanamente imposible" atender los dos frentes. De ahí que haya optado por poner fin a una larga etapa de liderazgo en el PSOE en una provincia que ha sido uno de los principales graneros de voto socialista. Una decisión, dijo, que venía madurando desde antes de su última reelección en julio de 2008 y, muy especialmente, desde que en mayo pasado Manuel Chaves le encargó la secretaría de Estado de Política Territorial.

Con su marcha, se abre la caja de los truenos de una agrupación donde el debate congresual apenas ha existido desde que Zarrías asumió el liderazgo del partido en enero de 1994. Los socialistas jiennenses aprovecharán el congreso extraordinario del próximo 6 de marzo, donde se elegirán los delegados para el congreso sucesorio de Manuel Chaves, para relevar a Zarrías y también al resto de la ejecutiva provincial, como marcan los estatutos del partido. ¿Su sucesor? "Yo no designo herederos, lo hará el partido; los herederos los dejan los reyes y yo soy republicano", bromeó Zarrías antes de despedirse de los miembros del comité socialista diciéndoles que su decisión "no es un punto final, sino punto y seguido" y que su teléfono móvil -cuyo número facilitó en voz alta ante todo el auditorio- estará siempre a su disposición.

Antes, Zarrías se había referido al relevo de Chaves por Griñán como "la mejor solución", pues, dijo, "en el partido, históricamente, las bicefalias no han dado buen resultado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de febrero de 2010