Cinco antidisturbios heridos en un desalojo en Las Mimbreras

Cinco agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), más conocidos como antidisturbios, resultaron heridos, alguno de carácter grave, durante el desalojo de una chabola en el poblado chabolista de Las Mimbreras, en el distrito de Latina. Los vecinos de esta zona marginal situada en el límite territorial de Madrid lanzaron piedras, botellas y hasta mazas contra los agentes.

El suceso ocurrió por la mañana, en el momento en que los agentes iban a desalojar una infravivienda en el número 88 del camino de Canalejas. Cuando llegaron los 15 integrantes de la UIP, les recibió un grupo de vecinos de Las Mimbreras que no paró de insultarles, según fuentes policiales. Luego comenzaron a lanzarles todo tipo de objetos contundentes, incluida una taza de un váter, que partió los escudos de dos agentes.

Más información

La policía cargó contra los alborotadores, pero éstos se reagruparon y atacaron con mayor violencia. Uno de los atacantes pegó con una pala a un agente en la cabeza y en el hombro derecho. El antidisturbio cayó al suelo y el vecino intentó entonces pegarle de nuevo con la pala. Un policía se abalanzó sobre él y le tiró al suelo. El agresor la emprendió a golpes, patadas y puñetazos. Sacó una navaja e intentó apuñalar en el pecho al agente. También amagó con quitarle la pistola.

Refuerzos

Los policías pidieron refuerzos. Al lugar acudieron dos agentes en moto (conocidos como alazanes), un coche patrulla y policías municipales. Los antidisturbios detuvieron a Juan J. M., de 32 años, acusado de atentado contra agente de la autoridad y lesiones, entre otros delitos. También fue arrestado un menor que participó en la reyerta.

Cinco agentes del Grupo II de la UIP sufrieron lesiones de diversa consideración: desde una fractura en un tobillo hasta lesiones en las piernas, hematomas en la cabeza y heridas en un hombro. Tres de ellos fueron trasladados a la clínica Nuestra Señora de América y otros dos recibieron el alta en el lugar, según el sindicato Confederación Española de Policía (CEP). Además, las furgonetas quedaron destrozadas, al igual que los escudos de los agentes.

La CEP agradeció el apoyo de los alazanes y de la Policía Municipal para atajar "los graves disturbios" registrados en el poblado chabolista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 04 de febrero de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50