Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación pontevedresa hace campaña por la fusión

En dos tandas, una por la mañana y la segunda por la tarde, representantes de unos 100 colectivos deportivos y sociales de Vigo desfilaron por la sede local de la Diputación de Pontevedra. Allí, y en nombre del organismo provincial, su vicepresidente, José Manuel Figueroa, relató los postulados de su partido, el PP, respecto a la fusión de las cajas. Es la única alternativa "para mantener una caja gallega, solvente y competitiva", expuso. Todo ello, a una semana de la manifestación contra la unión de las cajas convocada por el alcalde de Vigo, Abel Caballero. La campaña continúa: hoy le tocará el turno a asociaciones de hostelería y turismo.

En la primera cita estaban convocados 100 colectivos deportivos de la ciudad, muchos de ellos muy dependientes de la ayuda de Caixanova. Aparecieron los representantes de 20. Iba a ser un acto de puertas abiertas, pero el organismo provincial decidió a última hora dejar a los periodistas fuera de la reunión. Por la tarde rectificó: citó a otros 80 colectivos, ya no sólo deportivos, sino también sociales, y permitió el acceso de los informadores. Muchos de los llamados habían sido sondeados por Caballero antes de convocar la manifestación. El mensaje de Figueroa era "dar a conocer la postura de la Diputación sobre la Lei de Caixas".

Pese al carácter institucional de la reunión, Figueroa, actual portavoz municipal del PP en el Ayuntamiento de Vigo, comenzó con un ataque a Zapatero por "negar en su día la crisis económica". Pero sobrevenida ésta, "es necesario realizar una reestructuración del sistema financiero español", aseguró. Y ésta debe hacerse "de forma urgente", antes de que el 30 de junio expiren las ayudas del fondo de reestructuración bancaria. Figueroa pasó por alto el voto en contra del PSdeG a la Lei de Caixas, y enfatizó en cambio que los tres grupos del Parlamento "tomaron la decisión, por unanimidad, de llevar a cabo una nueva ley de cajas".

Figueroa recordó el papel de la Diputación como entidad fundadora de Caixanova. "Nadie puede cuestionar el excelente trabajo" de esta entidad, pero el nuevo panorama económico, opinó, sólo deja tres opciones. La primera, la gestión por separado de Caixanova y Caixa Galicia, algo que "los analistas" desaconsejan. "Implicaría la desaparición de las cajas gallegas", vaticinó. La segunda, un SIP o fusión fría, con el centro de poder "fuera de nuestro alcance". Para el vicepresidente, "sería la peor alternativa, puesto que dejaría a Galicia sin cajas". La tercera es una fusión "solvente, igualitaria y paritaria", parafraseó a Feijóo. Se crearía así una nueva caja "en la que Vigo tendrá todo el peso que le corresponde".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de febrero de 2010