Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La jubilación a los 67 años choca con la oposición y los sindicatos

- La propuesta del Gobierno se aplicaría gradualmente desde 2013 - El PP denuncia la falta de consenso e IU habla de 'pensionazo'

El Gobierno ha optado por la medida más contundente para mejorar la viabilidad del sistema de pensiones. Hoy aprobará una propuesta de reforma que eleva de 65 a 67 años la edad legal de jubilación de modo gradual a partir de 2013. Aunque los detalles deberán ser confirmados hoy, la idea que ha barajado el Gobierno es que el retraso sea de dos meses por año, con lo que todos los nacidos a partir de 1959 se jubilarían a los 67.

La decisión supone un triunfo de las tesis de la vicepresidenta económica, Elena Salgado, frente a las del titular de Trabajo, Celestino Corbacho, que había expresado públicamente su rechazo a esa medida.

Junto a la prolongación de la vida laboral, el Gobierno propondrá también otras medidas como la reforma de las pensiones de viudedad o la elevación del periodo de cómputo para fijar la cuantía de la pensión.

La propuesta se enviará a la patronal, los sindicatos y a la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo. La intención del Gobierno es lograr el consenso para la reforma de las pensiones, pero portavoces del PP, PNV e IU criticaron ayer la propuesta de retrasar la jubilación, algo a lo que se han opuesto también siempre los sindicatos, que ayer prefirieron reservar su opinión hasta recibir la propuesta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de enero de 2010