Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Demasiados pintores en la plaza Mayor

La Junta Municipal de Centro reubicará a los pintores en las calles del entorno

Son 40 pintores y cumplen más de dos décadas frente a un caballete a la intemperie en la plaza Mayor. A pesar de su callo en el mismo lugar, no todos tienen licencia; unos, dicen, porque llegan tarde a los concursos que convoca el Ayuntamiento y otros, aunque no lo dicen, porque así se evitan pagar los cerca de 230 euros de tasa anual que se les exige. El pasado lunes, el concejal del distrito Centro, Enrique Núñez, anunció que tiene casi listo un proyecto que regularizará (y reubicará) a los pintores de la calle. Se repartirán, mediante concurso, 36 carnés que, además de la identificación del artista, servirán para justificar el lugar que ocuparán y la actividad que desarrollarán.

La novedad es que de esos 36 pintores sólo 15 podrán quedarse allí. El resto se repartirá entre la plaza de Santa Cruz (6), la plaza de Jacinto Benavente (5) y la plaza de Oriente (10).

En la concurrida plaza el proyecto cae como aguarrás. Quien no cree que sean rumores piensa que es un pretexto para echarles poco a poco, "sin que se note". A todos ellos les sorprende la razón que se ha dado para llevar a cabo esta medida: acabar con los falsos pintores y las mafias que venden láminas industriales. "Sólo hay uno que viene los fines de semana que, además, es un pionero de las caricaturas. O sea, que cuando le decimos algo, guarda las láminas y saca el lápiz", explica Álvaro Muñoz, un "no autorizado" que lleva 14 años en la plaza. A su lado, asienten otros dos compañeros que suman casi dos décadas ante la estatua de Carlos IV. Con las uñas renegridas, y a pesar de no haber ganado más de 20 euros desde las navidades, Mesian se despide diciendo: "Yo no quiero irme de la plaza Mayor".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de enero de 2010