El desequilibrio de las cuentas públicas

El PP critica la medida y dice que es "empezar la casa por el tejado"

Llamazares define la propuesta del Gobierno como 'pensionazo', el PNV se opone y CiU se muestra partidario de debatir el retraso de la jubilación

Si el Gobierno se empeña en defender el retraso de la edad de jubilación, será difícil que esta vez la reforma del sistema de pensiones salga por consenso. Desde que se firmó el Pacto de Toledo en 1995, las propuestas de modificaciones en la Seguridad Social han contado con el beneplácito de todos los grupos parlamentarios. Pero a tenor de como se ha recibido la propuesta -todavía no oficial- de retrasar la edad de jubilación de 65 a 67 años, si el Ejecutivo o la oposición no dan marcha atrás, no habrá consenso.

"Es una propuesta unilateral del Gobierno que no ha sido consultada. Es la iniciativa más innecesaria", critica Tomás Burgos, portavoz del PP en la Comisión del Pacto de Toledo, donde el Congreso estudia las reformas del sistema de pensiones. "Es empezar la casa por el tejado. Es una medida que no apoyamos, no goza de consenso social", ataca Burgos.

Los sindicatos ya han rechazado la prolongación de la vida laboral
Más información
El Gobierno propone retrasar a los 67 años la edad legal de jubilación
Corbacho: "El sistema no peligra a diez años, pero si no hacemos nada, sí a 20"

El PP cree que antes de comenzar a hablar de retrasar la edad legal de jubilación hay otros caminos que recorrer. Burgos habla de aumentar la edad real (63,6 años) hasta acercarla lo más posible a la legal. Y para ello, propone incentivos que hagan atractivo postergar el retiro o restringir legalmente la edad de prejubilación, "que está en los 52 años".

"Esperaremos a ver lo que aprueba el Gobierno", explicó Isabel López i Chamosa. Sin embargo, la portavoz del PSOE recalcó que su grupo parlamentario recibe el documento que verá hoy luz como un texto para el debate y que su intención era negociar en el seno de la comisión del Pacto de Toledo. Y marcó unos límites: "Aprobaremos aquello que se pueda aprobar por consenso". No fue más allá la portavoz del PSOE.

A las críticas del Partido Popular se sumaron otros portavoces presentes en la Comisión del Pacto de Toledo. Gaspar Llamazares, representante de Izquierda Unida, empieza su discurso definiendo la propuesta como "el pensionazo". "Es el mayor golpe al modelo social, y además no tiene ninguna justificación", continúa Llamazares.

Para IU, "no hay ningún riesgo de quiebra ni a medio ni a largo plazo", expone su portavoz parlamentario. Y cuando se le menciona que es la propia Seguridad Social quien en sus proyecciones afirma que de continuar las cosas como están puede entrar en déficit en 2025 contesta: "Los estudios que se hicieron hace 25 años no acertaron ni una".

La reacción del PNV llegó a través de un comunicado y fue más comedida. Emilio Olavarría rechazó el recorte de conquistas sociales "tan importantes para los trabajadores". El portavoz del grupo vasco en la Comisión del Pacto de Toledo cuestionó que fuera efectivo retrasar la edad de jubilación.

Las palabras más comprensivas con la iniciativa del Gobierno partieron ayer de CiU. El encargado de temas laborales de la coalición catalana, Carles Campuzano, no quiso hacer una valoración global hasta ver el texto que el Ejecutivo remita al Congreso. "Habrá que esperar. La peor forma de empezar un debate es criticar sin conocer la propuesta que el Gobierno formula", afirmó. No obstante, el convergente sí que afirmó que él no se niega a debatir el retraso de la edad de jubilación. "Es lo que se está discutiendo en toda Europa", concluyó.

Tampoco los sindicatos quisieron reaccionar oficialmente ayer a la noticia publicada por Colpisa. Sí que se mostraron sorprendidos por lo que se había publicado. No obstante para ir más allá preferían esperar a conocer el documento, que Trabajo tenía previsto enviar a los agentes sociales antes de que lo aprobara el Consejo de Ministros.

Pero algo sí que se puede deducir de las intervenciones de sus secretarios generales en las compatecencias ante la comisión del Pacto de Toledo del año pasado. Tanto Ignacio Fernández Toxo, de CC OO, como Cándido Méndez, de UGT, anunciaron su negativa a retrasar la edad de jubilación actual durante su comparecencia en el Congreso la primavera del año pasado. "Supondría un retroceso para aquellos que no puedan seguir trabajando a partir de cierta edad, generalmente los peor situados en el mercado laboral", argumentaba Méndez. Toxo proponía combinar con la posibilidad de alargar voluntariamente la vida laboral".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS