Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición pide más atención al impacto del museo de Urdaibai

La diputada foral Josune Ariztondo sostiene que "la reserva no corre peligro"

Los partidos de la oposición reclaman a la Diputación de Vizcaya más atención al impacto medioambiental del proyecto de ampliación del Museo Guggenheim en Sukarrieta, en el corazón de la reserva de la Biosfera de Urdaibai. Los portavoces en la comisión de Cultura de las Juntas Generales de Vizcaya transmitieron ayer a la diputada de Cultura, Josune Ariztondo, sus inquietudes sobre las repercusiones en el equilibrio natural de un museo que prevé recibir cerca de 150.000 visitantes al año y de las infraestructuras complementarias que serán necesarias para atenderlos.

El popular Arturo Aldecoa recordó que la protección medioambiental de que goza la comarca de Urdaibai - declarada reserva de la Biosfera por la Unesco, miembro de la Red Natura 2000 por la Unión Europea y desde 1989 amparada por una ley aprobada por el Parlamento vasco- obliga a ser "especialmente cuidadosos" para evitar que si surgen problemas una vez el proyecto en marcha acaben en los tribunales.

Los socialistas critican la "operación electoral" del PNV

La socialista Janire Galarraga apuntó la posibilidad de que los cambios que el museo introduciría en la zona podrían suponer la pérdida de la condición de reserva de la Biosfera, un argumento que ya ha sido manejado por la consejera de Cultura, Blanca Urgell. Ariztondo le respondió que las reservas de la Biosfera, a diferencia de los parques naturales, contemplan el desarrollo de las comunidades que viven en el entorno. "La reserva no corre peligro, sino que se puede potenciar", concluyó la diputada.

Ariztondo presentó ante la comisión de Cultura un resumen de los 12 estudios que la Diputación de Vizcaya encargó en 2009 sobre distintos aspectos del proyecto de ampliación del Guggenheim. El referente al medioambiente no aborda el impacto de la puesta en marcha del nuevo museo en la parcela que ocupan las colonias infantiles de la BBK en Sukarrieta. El estudio tan sólo analiza las directrices medioambientales que se establecen por ley y las recomendaciones que el Gobierno vasco ha establecido para el desarrollo sostenible de la comarca.

El estudio sobre los edificios existentes en la parcela considera que se trata de "obra menor" del arquitecto Ricardo de Bastida, que con las sucesivas ampliaciones se ha convertido en "un collage utilitario de escaso valor arquitectónico". El informe, elaborado por el catedrático de Composición Arquitectónica de la Escuela de Arquitectura de Barcelona, Josep María Montaner, considera que su emplazamiento es un obstáculo para la revalorización del entorno paisajístico. Desde la oposición se pidió protección para el edificio de Basterra. Ariztondo señaló que el informe no será concluyente. En el futuro de los edificios de Bastida no sólo se tendrá en cuenta los aspectos arquitectónicos, dijo la diputada, sino también se considerara su valor sentimental y la memoria histórica.

Tras el debate político de la revitalización de Urdaibai con la apertura de un museo se vislumbran las elecciones municipales de 2011. El secretario de Organización del PSE-EE, Alfonso Gil, manifestó ayer su convicción de que, tras la propuesta de la Diputación, "hay mucha operación electoral" del PNV para no retrocerder en la zona. En las últimas elecciones municipales el PNV perdió en la comarca las alcaldías de Gernika, Arteaga y Busturia, entre otros municipios, aunque recuperó Bermeo. "Saben que sus ayuntamientos penden de un hilo, que hay una gran insatisfacción en la ciudadanía de Urdaibai sobre cómo se está gestionando esa zona", declaró a Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de enero de 2010