Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE resalta su dureza con la inmigración irregular

"En un debate a fondo sobre la inmigración, el PSOE resultaría vencedor por la política de control e integración que estamos haciendo". Este pronóstico, realizado por un miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE, fue manejado ayer en la reunión de ese órgano de dirección, en la que hubo muchas intervenciones sobre la reciente polémica sobre la inmigración. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, fue quien llevó el peso del debate.

Rubalcaba señaló que a pesar de que la política sobre la inmigración irregular se ha endurecido notablemente, algún sector de la opinión pública "piensa que tenemos la manga muy ancha". Este fue un eje de la intervención del ministro, según dirigentes que le escucharon. Rubalcaba glosó ante sus compañeros el balance de su política: reducción de la llegada de cayucos, más controles en las fronteras y aumento de las expulsiones de delincuentes.

Ahora bien, los socialistas consideran que no hay un verdadero debate con el PP ya que éste "hace propuestas de dureza en los mítines pero no las lleva al Parlamento", según dijo dentro y fuera de la reunión la secretaria de Organización, Leire Pajín. También Rubalcaba y otros dirigentes alertaron de esta actitud del PP.

Como solución, señalaron la necesidad de "explicar mejor la política de inmigración".

Zapatero, candidato

Pero de lo que no hay que hablar es de la candidatura a la presidencia del Gobierno para 2012. Esta fue la recomendación que ayer hizo el presidente del PSOE, Manuel Chaves, en esta misma reunión. "El PP quiere crear la sensación de que estamos en el final de ciclo, de que José Luis Rodríguez Zapatero no será el candidato y como es falso no debemos propiciarlo", aseguran que dijo Chaves. Y le dieron la razón, entre otros, Alfredo Pérez Rubalcaba y Miquel Iceta.

Hasta ahora la decisión de Zapatero de no hablar de su candidatura no había llevado aparejada que sus compañeros de partido obviaran el asunto. "No hay duda en el PSOE de que José Luis Rodríguez Zapatero será el candidato, por lo que el debate no existe en el partido", proclamaron José Blanco, Leire Pajín y José Antonio Alonso. Lo cierto es que algunos dirigentes, antes de la advertencia de Chaves, pidieron a Zapatero que despejara la incógnita. Lo ha hecho el presidente del Gobierno vasco, Patxi López, y el líder del Partido Socialista de Madrid, Tomás Gómez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de enero de 2010