Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Jean-Yves Calvez, el intelectual jesuita

Su libro 'El pensamiento de Carlos Marx' fue obra de consulta durante décadas para la izquierda y la derecha

Cuando publicó en París en 1956 El pensamiento de Carlos Marx, el jesuita Jean-Yves Calvez acababa de cumplir 29 años. El libro fue un acontecimiento, en el interior del catolicismo y fuera, hasta convertirse en obra de consulta durante décadas, a izquierda y derecha del mundo político y sindical. En España no se publicó hasta 10 años después, por la editorial Taurus, con los primeros aires de libertad que el sombrío nacionalcatolicismo imperante permitió por impulso del Concilio Vaticano II. Jean-Yves Calvez falleció el pasado día 11 en París, con 82 años de edad.

Personalidad de relieve mundial, el padre Calvez fue miembro de la Academia Pontificia de Ciencias, consultor del Consejo Pontificio Justicia y Paz e integrante del consejo de dirección de la Universidad de Georgetown (EE UU). También enseñó ética pública en el Centro Sèvres de París y fue miembro de CERAS, el imponente centro de investigación y acción social de los jesuitas en Francia. Al constituirse en Argentina en 2002 el Foro Ecuménico Social, los dirigentes empresarios, de confesiones religiosas, de la cultura y de ONG que lo formaron, le pidieron que les presidiera. Precisamente, como una de las responsabilidades de ese cargo, Calvez vino a España en noviembre último para entregar al grupo Santander el Premio Latinoamericano a la Responsabilidad de Empresas. Allí se le vio "animoso, con extraordinaria vitalidad y buen estado de salud", según reseñó el domingo pasado el diario francés Le Monde. Fue un edema pulmonar el que le causó la muerte, informa el mismo periódico.

Fue filósofo, teólogo y gran pensador de la doctrina social católica

Nacido en 1927 en Saint-Brieuc, en el departamento bretón de Côtes-d'Amor, Calvez entró en la Compañía de Jesús en 1943. Fue provincial de los jesuitas de Francia de 1967 a 1971 y estrecho colaborador e, incluso, asistente oficial durante algo más de una década (entre 1971 a 1983) del padre Pedro Arrupe, el gran prepósito general de los jesuitas el siglo pasado. También fue perito en el Concilio Vaticano II, donde trabajó sobre todo en la redacción de textos sobre economía y filosofía política y doctrina social de su iglesia. Sin duda alguna, fue uno de las grandes personalidades jesuitas del siglo, a la vez filósofo, teólogo y gran pensador de la doctrina social católica.

Jean-Yves Calvez se hizo famoso con su libro El pensamiento de Karl Marx, un best seller en la época y reeditado con frecuencia en decenas de idiomas. Pero escribió otras muchas obras, por encima de la veintena, la última sobre el declinante catolicismo social, publicada en París por la editorial Bayard a finales del año pasado con el título Le discours social de L'Eglise catholique: de Léon XIII à Benoit XVI, no traducida todavía al español. Ahora estaba trabajando sobre los aspectos más sociales de la encíclica Caritas in veritate (La caridad en la verdad), de Benedicto XVI, en parte admirado porque el actual Papa regrese en alguno de sus planteamientos a la Populorum progressio, del papa Montini. "La vuelta a Pablo VI no es un detalle menor. Es claro que no se lo citaba en tiempos de Juan Pablo II, es decir, durante 25 años", escribió Calvez cuando se publicó.

Entre las obras del gran intelectual jesuita publicadas en España, además de su brillante análisis del pensamiento de Marx, destacan La enseñanza social de la iglesia: la economía, el hombre, la sociedad (editorial Herder); El padre Arrupe: profeta en la Iglesia del Concilio (Ed. Mensajero); Fe y justicia: la dimensión social de la evangelización (Sal Terrae); Creyente cristiano (PPC); Derecho de propiedad: socialismo y pensamiento cristiano (Mensajero), y Ética económica y ética política (Editorial Sudamericana).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de enero de 2010