Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo y Herrera firman un acuerdo como ejemplo de "autonomismo útil"

Galicia y Castilla y León colaborarán en educación, infraestructuras y sanidad

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y su homólogo en Castilla y León, Juan Vicente Herrera, firmaron ayer en Santiago un protocolo general de colaboración entre ambas comunidades que prevé la cooperación en más de 20 materias que van desde la educación a la asistencia social, pasando por las infraestructuras o los acuerdos con Portugal. Tras la firma, los presidentes desgranaron algunos de los puntos del acuerdo, una manifestación, según Herrera, del "autonomismo útil surgido de la Constitución" que dicen practicar los Gobiernos del PP tanto en Galicia como en Castilla y León, dos "comunidades hermanas".

"No todo tiene que pasar por el Gobierno central", empezó Herrera, que subrayó, respecto a la educación, el plan para formar una "región de excelencia universitaria" con el intercambio de profesores y alumnos entre las universidades de Santiago y las de León y Valladolid, a las que se uniría la de Coimbra en Portugal. A ello se añade el acuerdo para que los colegios de las zonas limítrofes de Castilla y León continúen ofreciendo clases de gallego, a cargo de profesores pagados por la Xunta.

Las decisiones en materia de dependencia serán vinculantes

El presidente castellano-leonés incidió asimismo en los pactos sobre infraestructuras, que se traducen sobre todo en posiciones únicas para reclamar al Gobierno central la ejecución de las obras pendientes, en especial la conexión del AVE con el noroeste de la península y la autovía que unirá Ponferrada y Ourense.

La cooperación con Portugal se manifestará también en el plano empresarial, con la creación de conglomerados industriales en materias de interés conjunto de las que Herrera destacó la fabricación de componentes de automóvil. Los presidentes confian en que estos acuerdos den pie a solicitar ayudas de la Unión Europea.

En el área del asistencia social, Feijóo, que calificó el convenio de "histórico" y dejó claro que no era producto de "objetivos ideológicos", destacó que las decisiones de los servicios sociales de una comunidad en materia de dependencia serán a partir de ahora vinculantes para la otra. En sanidad, anunció que el protocolo consagra los acuerdos para que los hospitales de Verín, Puebla de Sanabria y Zamora sigan atendiendo a los habitantes de los municipios limítrofes de ambas comunidades.

El presidente de la Xunta destacó la importancia del noroeste peninsular, un área -en la que incluyó también a Asturias- "con más de 6,5 millones de habitantes" e hizo hincapié en que la crisis obliga a "hacer esfuerzos para reactivar la economía".

Los actos del año Xacobeo también se ven reflejado en el pacto. Feijóo se mostró agradecido por la "generosidad" de su homólogo al proponer a Santiago como sede de la conferencia de presidentes de las comunidades por las que discurre el camino francés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de enero de 2010