Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Sergio Sánchez debe dejar el fútbol

Las últimas pruebas certifican la gravedad de la lesión cardiaca

"Para que todos lo entiendan, Sergio Sánchez tiene una hernia que le provoca una dilatación en la aorta en la salida del corazón". El que así se expresa es Arturo Evangelista Masip, cardiólogo especialista del hospital Vall d'Hebrón, de Barcelona, y la clínica USP, que ha confirmado el diagnóstico de los servicios médicos del Sevilla y que aconseja que el futbolista abandone de manera definitiva la práctica del fútbol. Las últimas y concluyentes pruebas a las que ha sido sometido el defensa del Sevilla confirman la necesidad de la retirada pese a que tan sólo tiene 23 años.

Sergio Sánchez padece un aneurisma del seno de Valsalva con insuficiencia aórtica al menos de grado moderado y, por tanto, el fútbol profesional es peligroso para él. El jugador ya ha recibido la noticia y la ha asumido con entereza. La intención del Sevilla es que la próxima semana regrese a la capital andaluza, pues sigue en su localidad natal, Mataró, junto a su familia, y ofrezca una conferencia de prensa con los responsables del club para explicar con detalle todo lo que ha ocurrido con su desgraciada afectación cardiaca.

A partir de este momento, a Sergio Sánchez se le seguirán haciendo pruebas para controlar si la dilatación de su aorta se hace más visible o se mantiene en los mismos términos que en la actualidad. No obstante, el informe emitido por el doctor Evangelista advierte de la necesidad de una operación quirúrgica si la dilatación fuera aumentando. La intervención se haría para que no tuviera problemas en su vida normal.

La noticia era esperada en el Sevilla, que a partir de este momento trabajará para perfilar el futuro laboral de Sergio Sánchez, que había calado hondo en el vestuario a pesar de que sólo llevaba seis meses en el club. Sus compañeros están volcados con y no le dejarán solo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de enero de 2010