Zapatero irá en febrero a Washington para un acto socio-religioso con Obama

El Congreso de EE UU invita al presidente español al Desayuno Nacional de Oración

Cualquier oportunidad es buena para reunirse con Obama. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero realizará su segunda visita a Washington, desde la llegada al poder de la Administración demócrata, el 4 de febrero, para participar en el llamado Desayuno Nacional de Oración. Se trata de una fiesta de origen religioso, organizada desde 1953 por miembros del Congreso y por un grupo cristiano conservador conocido como La Familia, que reúne en el hotel Hilton de la capital estadounidense a 3.500 invitados de un centenar de países. Hace un año, Obama presidió por vez primera este acto -que tuvo como huésped estelar al ex primer ministro británico Tony Blair- y aprovechó para anunciar la reorganización de la Oficina de Asuntos Religiosos de la Casa Blanca, creada en 2001 por Bush. La participación de Zapatero en un acto en el que se invita a rezar a los asistentes y que es objeto de crítica por mezclar las creencias religiosas con el Estado, puede resultar chocante. O tal vez no. El presidente español ya participó en septiembre de 2008 en Estambul en el iftar, la comida con la que se rompe el ayuno del Ramadán, invitado por el AKP, el partido islamista moderado del primer ministro Tayyip Erdogan.

El jefe del Gobierno volverá a EE UU antes de que Obama venga en mayo a Madrid

Más información

Obama, de padre musulmán y madre agnóstica, ha apostado por una visión próxima a la Alianza de las Civilizaciones de Zapatero. "Al margen de aquello en que elijamos creer, no existe ninguna religión cuyo credo sea el odio, ningún dios que justifique la muerte de seres humanos inocentes", proclamó en su discurso del año pasado.

En cualquier caso, la invitación permitirá a Zapatero reunirse con Obama antes de la cumbre UE-EE UU, prevista en Madrid para finales de mayo.

Zapatero se limitó ayer a señalar que la invitación tiene "relevancia significativa y es muy singular" y se mostró sorprendido de que se le preguntara por la contradicción entre su ideología laicista y el cariz religioso del acto. "Son los que invitan los que tienen que explicarlo, desde luego no me voy a poner yo en su lugar", señaló, antes de apelar a la "grandeza democrática" de EE UU y a su tradición de acoger a personas "de distintas convicciones". Además, calificó de "bien interesante" la propuesta de Obama de crear una tasa sobre las transacciones financieras y se mostró dispuesto a "abrir una reflexión en la UE para una iniciativa similar".

Zapatero fue recibido por Obama en la Casa Blanca el pasado 13 de octubre, pero también ha mantenido encuentros bilaterales con el presidente de EE UU en las cumbres de Praga y Estambul, en abril, y en la de Cophenague, en diciembre.

Apoyo de los 27 a España

Todos los socios de la UE dan su "apoyo absoluto" al programa de la presidencia española y, en particular, a su "prioridad número uno": la necesidad de coordinar las políticas económicas para facilitar una superación sólida y sostenida de la crisis. Así lo aseguró el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, al término de la reunión que mantuvieron en La Granja (Segovia) los responsables de asuntos europeos de los Veintisiete, que el miércoles escucharon al ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Moratinos, y al ex presidente Felipe González. Ésta es la primera de una larga serie de reuniones ministeriales de la UE en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 15 de enero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50