Reportaje:CES 2010

Snapdragon reta a la familia Core

La conectividad móvil ha abierto una nueva competencia entre los fabricantes de procesadores - El liderazgo mundial de Intel pretende ser disputado por Qualcomm, que proviene de la industria telefónica, y por Nvidia, especializado en los videojuegos

Snapdragon contra la familia Core no es la última de Disney, a caso el nuevo culebrón de una guerra tecnológica. La que empiezan a jugar Qualcomm (creador del procesador Snapdragon) contra el imperio Intel (Pentium, Atom, Centrino y ahora la familia Core).

En la feria de Las Vegas, clausurada el domingo, sus dos jefes rivalizaron en presentarse como los mejores para un mundo móvil. El doctor Jacobs contra Paul Otellini. Los dos estuvieron de acuerdo en que el futuro es la conectividad móvil, en "cualquier momento en cualquier sitio". Las diferencias son estratégicas. Qualcomm se siente padre de la conectividad sin hilos, con cierta razón. La edad de oro que vive, el doctor Jacobs y su equipo, proviene de inventarse y patentar la tecnología CDMA, que dio alas a la telefonía 3G. A partir de ahí creó sus procesadores que, hasta ahora, se encontraban principalmente en los teléfonos.

Más información

"Los aparatos electrónicos van a ser esencialmente teléfonos", dijo Jacobs en el CES. "Diferentes formas, diferentes botones, alguna diferencia de software, pero fundamentalmente habrá un telefóno. Y Qualcomm liderará la innovación".

El procesador snapdragon es el corazón del smartbook de Lenovo, con 10 horas de funcionamiento, o de teléfonos HTC y LG, que a la vez es proyector. Asimismo su tecnología Mirasol pone color a los e-book, y gracias a FloTV se verá la televisión en los iPhone. En todos los casos se trata de dar el máximo rendimiento con el mínimo gasto energético. "Tenemos una ventaja que no tiena la competencia", recuerda Luis Pineda, directivo de Qualcomm. "Intel nació para fabricar procesadores para el ordenador de sobremesa; Nvidia para los videojuegos; Qualcomm ya nació para la conectividad sin hilos. Nadie nos gana en experiencia".

"El procesador ya no está ligado al ordenador", reconoció Otellini en el mismo escenario. "Está en todas partes". No es la primera vez que le presagian tiempos revueltos a Intel. Quizás, por una vez, el líder inamovible de la civilización del ordenador se pueda ver en aprietos con la conectividad móvil.

La realidad es que este gigante (83.000 empleados) ha sabido reaccionar a todos los cambios tecnológicos. Hace años se le auguró el declive con AMD, una eterna promesa que lleva tres años en pérdidas (más de 2.000 millones de euros en 2008, el día 21 presentará las de 2009). Ahora la alternativa es Qualcomm, pero Intel no se duerme en los laureles. "Nuestro trabajo es inventar el futuro", zanjó Otellini. Y para demostrarlo anunció más de 25 procesadores, entre ellos la familia Core i7, i5 e i3, diseñados para la conectividad móvil.

La familia de procesadores Core es la primera que integra gráficos en los procesadores de PC de gran consumo para reproducción de vídeo en alta definición, soporte a juegos 3D, sin necesidad de utilizar una tarjeta de video adicional.

Nvidia amplía horizontes

En el futuro próximo el mundo del chip no se dividirá entre Intel y otro, sino que va a quedar más repartido, por ejemplo con Nvidia. Esta empresa, muy ligada al mundo de los videojuegos y, por tanto, a las tarjetas gráficas, ha visto reforzado su negocio con la llegada de las imágenes de Alta Definición y en 3D.

Nvidia es la empresa del sector que más se ha revalorizado en bolsa en los últimos tres meses. Ha saltado del mundo de los videojuegos al multimedia y también al de la automoción, donde tiene acuerdos con Audi para incorporar su tecnología a los paneles de control del coche, pero también se ha introducido en Hollywood, pieza básica, por ejemplo, para los efectos especiales de la película Avatar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 14 de enero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50